≡ Menu




Korcula: lugares turisticos, playas, mapa y mucho más

Dentro del mar Adriático, puedes encontrar muchas islas, pero si quieres visitar aquella con diversidad y verdor, entonces debes dirigirte a la isla de Korcula, un lugar donde son muy comunes los viñedos y los olivos.

Llamada oficialmente Korčula o Curzola, que se pronuncia Kórtchula, está ubicada dentro del mar Adriático, dentro del condado de Dubrovnik-Neretva en Croacia. Su nombre en español áurico es Curzola o Curçola, mientras que en eslavo antiguo es Krkar. Otras pronunciaciones son en italiano Curzola, en latín Corcyra Nigra, y en griego Μέλαινα Κόρκυρα.

Geografía.

La isla acumula una superficie total de 279 kilómetros cuadrados, teniendo a lo largo 46,8 kilómetros, mientras que la medida de lo ancho tiene un promedio de 7,8 kilómetros. Está ubicada a unos escasos kilómetros de la costa dálmata.

Korcula forma parte del archipiélago dálmata central, que se encuentra separada de la península de Pelješac (Sabionccelo) debido a la presencia del estrecho de Pelješac, que mide entre 900 y 3000 metros de ancho. En todo el mar Adriático, esta es la sexta más grande.

Podemos encontrar picos de gran altura, siendo los más altos Klupca y Kom, con 568 y 510 metros sobre el nivel del mar respectivamente.

El clima que aquí se vive se puede considerar suave, con una temperatura promedio de 9,8º C en el mes de enero, y con una subida de 26,9º C para el mes de julio. Las precipitaciones anuales acumulan los 1100 milímetros.

Su ubicación en cuanto a coordenadas es 42° 58′ N; 17° 08′ E. la ciudad de Korcula se encuentra a 1270 metros de distancia del continente, lo que significa que sus límites son: a una distancia de 49 millas marinas al noroeste de Dubrovnik (Ragusa), en 57 millas marinas al sudeste de Split y en 250 millas de Venecia (Italia) y de Corfu (Corcyre) en Grecia.

Mapa de Korcula.

 

Población de la isla.

En la isla de Korcula se encuentran las ciudades de Vela Luka y Blato, así como las poblaciones de Lumbarda y Račišċe en la parte de la costa, y Žrnovo, Pupnat, Smokvica y Čara en la parte interior.

Posees 17.038 pobladores que hacen que esta isla sea la segunda con mayor población dentro del Adriático, quedando solo por detrás de Krk. Aproximadamente el 97% de los habitantes son considerados croatas étnicos.

La división política son los municipios de Korčula, Smokvica, Blato y Vela Luka. Luego de la capital, el orden de importancia de las demás poblaciones son Blato reuniendo 4.093 habitantes, Zmovo con un total de 1.267 habitantes, Smokvica con 1.175 pobladores, Cara con 763 pobladores y por ultimo Pupnat con escasos 461 habitantes.

Estos asentamientos urbanos se crearon en la parte interior de la isla, teniendo en mente la seguridad de la misma, así como para que fuera más fácil defender la zona y que la agricultura se desarrollara.

Más adelante se crearon y establecieron las localidades de la costa como Vela Luka con un total de 4.464 habitantes, mientras que Racisce con sus 446 habitantes y el antiguo pueblo de Lumbarda con sus 1.102 habitantes, vieron su desarrollo sobre el litoral este y oeste.

En tiempos más modernos y con la intención de unir las aldeas del interior de la isla, se formaron otros pueblos ubicados en las costas como Prigradica y Prizba que forman parte del municipio de Blato, Brna la de Smokvica, y Zavalatica la de Cara, mientras que Banja es relacionado a Zmovo. (ver artículo: Islas Eolias)

Idioma.

Debido a que el 92% de la población que habita en la isla son de descendencia croata, hablan este idioma. Sin embargo, los pobladores que habitan en Korcula tienen un dialecto que se puede decir es bastante melodioso y muy original llamado croata tchakaviano meridional, que se forma al mezclar algunos fragmentos de lengua griega, romana y veneciana, donde se unen también palabras propias del vocabulario de la navegación marítima internacional.

Pero una parte importante de su idioma se rige según los cambios de la naturaleza, pues a diferencia de las personas que habitan en otras ciudades más grandes, los puntos cardinales “este y oeste” aquí reciben otro nombre segur el movimiento del sol, por lo que se llaman sol oriens (el Levante) y el sol occidens (el poniente).

Además se incluyen algunas otras expresiones isleñas donde se dice que el mundo es mar, mientras que la tierra firme es fin. Entre los croatas habitantes el saludo empleado es la exclamación Veselo!, que se puede interpretar como «¡Sé alegre!», aunque la traducción literal es «¡alegremente!», debido a que veselo es un adverbio.

Comunicaciones.

Existe la carretera principal que logra recorrer toda la isla de lado a lado, llevándole desde Lumbarda, ubicado en el punto más alejado del este, hasta Vela Luka ubicada en el otro extremo oeste. La única población que no usa esta carretera es Račišċe, una población a la que se accede gracias a una carretera diferente que atraviesa la costa norte.

Aquí puedes encontrar servicios de ferry que enlazan la ciudad de Korcula con Orebić, este último en la península de Pelješac, así como con Drvenik ubicado en tierra firme en las cercanías de Makarska. Otra línea de ferrys lleva desde Vela Luka hasta Split y la isla de Lastovo.

De igual manera, puedes encontrar servicios de catamaranes que se cargan con pasajeros que desean ir desde cualquiera de los dos puertos hasta Dubrovnik, Split, Zadar y Rijeka. Durante el verano, los ferris viajan directamente desde cualquier puerto italiano que haya en el Adriático.

Educación

Los korculanos, el gentilicio de la isla, tienen acceso a una educación profesional dentro de la isla. La educación se inicia en primer lugar con diversas escuelas primarias que se encuentran en cada ciudad y municipios. Luego de esta primera educación, en los poblados de Korcula, Blato y Vela Luka existen institutos de clase secundarias para después pasar a los centros de formación profesional.

La mayoría de los habitantes de la isla pueden hablar y entender varias lenguas, además de que la tasa de analfabetismo es nula. (ver artículo:Isla Ios)

Economía.

Uno de los oficios que tiene más años de tradición es el de la construcción naval. Gracias a la inmensa cantidad de árboles que hay en la isla, esta era una de las industrias más importantes que practicaba la isla durante el periodo helénico.

Hoy en día, la industria se ha visto mejorada gracias a la construcción naval en «acero» practicada en la ciudad de Korcula y Blato, así como la hecha en material sintético que se hace en Vela Luka.

Pero también existen otras pequeñas industrias que aportan su granito de arena en la economía como una fábrica de tiza, una fábrica de confección y un taller de fábrica de equipos eléctricos.

En la parte agrícola, vemos como el cultivo de la vid, olivas y melocotones tienen un papel fundamental en el reconocimiento mundial que se le da a la isla a nivel mundial. Y es que Korcula es altamente conocido por ser una de las regiones croatas con mayor importancia en cuanto al cultivo del olivo y la preparación de aceite prensado usando un método tradicional, haciendo que el aceite de oliva sea uno de los rubros más populares de la producción.

Pero desde tiempos muy remotos, el vino ha sido un símbolo indiscutible de Korcula, donde hoy en día es posible tomarse una copa o dos directamente del barril en el viñedo de vino tinto «Plavac» y el viñedo de vino blanco «Posip»; además estaba los muy conocidos «Rukatac» y «Grk».

La mayoría de las frutas y verduras que se venden en el mercado, son producidas en jardines de la isla, pero lo mejor es que por lo general han logrado crecer sin la ayuda de ningún producto contaminante.

Otro oficio que goza de mucha trayectoria y tradición es la navegación. No por nada los marineros de Korcula tienen fama de ser excelente navegantes, tanto en el pabellón de Croacia, como en el pabellón de otras naciones.

El tallado en piedra, así como la explotación forestal, son oficios que aunque en la antigüedad fueron muy reconocidos e importantes, hoy ya no tienen tanto auge.

En el último siglo, el turismo ha gozado de una mayor atención por parte de los pobladores, que hoy ya pueden ofrecer hoteles y posadas. El hotel más antiguo es de aproximadamente 1912.  En otros tiempos cuando el turismo era algo nuevo, los primeros huéspedes que llegaron a la isla se quedaban en las casas de los agricultores, un verdadero turismo verde.

Flora de Korcula.

En toda Croacia, Korcula es la isla con mayor número de flora que puedes encontrar, donde abundan los bosques que llegan a ocupar el 61% de la superficie. Y como si esto fuera poco, en el 39% de terreno que queda, se encuentran los numerosos olivares, viñedos y demás cultivos. Solo un poco menos del 5% de la tierra de la isla no es explotable porque está cubierta de grava.

Y es que la construcción naval, un antiguo oficio de los pobladores, han hecho que el sector dependa directamente del abastecimiento de madera, junto con la ausencia de crías de ganados, han hecho que los bosques crezcan y crezcan.

Pero hoy en día, la explotación forestal ya no es una propiedad para los propietarios de bienes inmuebles, así que centenares de sendas forestales, además de grandes barreras naturales que se erigían contra el fuego han desaparecido, convirtiéndose en este elemento uno de los peligros más latentes para los bosques de la isla.

Los bosques que se aprecian en Korcula están formados mayoritariamente por pinos de Alep, así como también por pino marítimo, pinos negros, pinos reales y encinas. Otras especies encontradas son el olivo salvaje, el freno zozobra, el enebro a espinas y en las zonas cercanas a los pueblos además de los caminos se pueden ver muchos ciprés.

Los terrenos muy grandes se cubren con matorrales, matorrales de encinas y enebros que también están en el matorral, pueden crecer madroño, palmeras, viburnos siempre verde, y el brezo.

Las flores blancas y las frutas rojas azucaradas delatan a los madroños dentro del matorral. Los laureles son comunes en los caminos que no están muy distantes de las aldeas y alrededor de las casas.

Parte de la flora de la isla, también es muy importante destacar la gran cantidad de plantas medicinales y aromáticas que son muy preciadas por los habitantes, como es el caso de la salvia, el romero, la mejorana, la menta y el orégano.

Como parte de la dieta de los korculences están las hierbas salvajes, como el cardillo, que se cocinan y se sazonan usando aceite de oliva.

Como causa de su importante madera, muchos ejemplares de moreras se han plantados y también destacan grandemente la avenida de los tilos de Blato. En la actualidad, se ha puesto muy de moda el plantar árboles, matorrales ornamentales y flores como por ejemplo palmeras, de adelfas, de bouganvilias y de cactus. (ver artículo: Isla Ios)

Fauna.

La isla de Korcula está llena de diversos tipos de coleópteros y otros tipos de insectos, además de reptiles, lagartos y asombrosas aves.

Si hablamos de reptiles podemos mencionar la culebra esculape, no venenosa, a cuatro rayas, siendo esta la serpiente de mayor tamaño de toda Europa, que puede llegar a medir hasta tres metros de largo y se encuentra protegida por la ley.

El lagarto Ophesaurus apodus es muy común y presenta un factor descriptivo muy peculiar, y es que sus patas están deformadas que hace creer a muchos que se trata de una serpiente. Tiene un carácter temeroso y útil para los pobladores.

Entre las muchas especies de aves que toman a la isla como hogar se pueden ver los mirlos y los ruiseñores. Dentro de las grandes extensiones de bosques de pinos viven gran cantidad de duques muy fuertes, grifos, buitres y halcones.

Algo que no es posible es imaginar a Korcula sin sus particulares gaviotas o sin recibir aves migratorias cada año en la época de migración. Los mamíferos que podemos encontrar son las mangostas, las martas, las comadrejas y los conejos  y chacales.

A partir de la década de 1980, varios individuos de jabalíes llegaron nadando provenientes de las islas dálmatas, entrando en un ecosistema donde no existía antes este animal. Desde su llegada han hecho y todavía hoy producen un gran daño en los campos, por lo que han sido catalogados como animales perjudiciales, lo que ha hecho que no tenga tiempo de veda para su caza.

Existen también los animales domésticos que se usan por los hombres para trabajar como el asno y la mula, además de que hay quienes crían carneros, de quienes obtienen leche y preparan queso. Una tradición milenaria es que cada granja se encarga de criar su propio ganado porcuno.

Costumbres y folklore

La isla de Korcula se ha hecho un espacio de conocimiento en el mundo gracias a sus típicos combates usando espadas tradicionales, convirtiendo esto en una costumbre que se ha presentado desde hace varios siglos atrás.

Las tradiciones de peleas con espadas más famosas de la ciudad de Korcula son Moreska, el de Mostra de Zmovo, al de Kumpanija de Blato, Smokvica y Cara. Estas batallas folclóricas tienen lugar especialmente en la temporada alta de los turistas y también durante las fiestas patronales. (ver artículo:Isla Dragonera)

La Moreška – Moreska

La Moreska que se pronuncia moréchqua, es un combate de espadas que se entabla entre los hombres del ejército del rey blanco y los hombres del rey negro, con el fin de liberar a la princesa que fue secuestrada por el rey negro. Luego de que se hacen los combates reales y vivos en siete mangas, la victoria es para el rey blanco que llega a liberar a la princesa.

El combate se celebra junto a una marcha militar que se musicaliza gracias a un conjunto de instrumentos de viento. Esta tradición originaria de España se celebra desde el siglo XV en Korcula.

Pero la Moreska, más que una manifestación de la cultura propia de la isla, es considerado como una pieza de la identidad ciudadana de los habitantes, donde se representa el símbolo de como lucho Korcula por su libertad.

Este espectáculo tiene lugar el día de Santo Teodoro (Sveti Todor) aunque en algunos casos también se presenta durante la época estival.

Mostra.

Pronunciado mochtra, originario de Postrana y de Zmovo, es un combate con mucha antigüedad que se da entre dos ejércitos que usan espadas, y se celebra al ritmo de la gaita. Luego de hacer diez bailes diferentes usando las espadas, el espectáculo termina con la alegría general. Luego de este espectáculo, los jóvenes del pueblo realizan diversos bailes folclóricos.

Ya hace varios años, que el espectáculo no cierra con la muerte de un toro, como se establece en el reglamento 1620. Las opiniones sobre este último acto son opuestas, pues hay quienes consideran este rito mortal como un acto de barbaros en contraparte con los que se inclinaban por preservar una costumbre de miles de años.

El sacrificio se basaba en degollar al toro usando una espada muy pesada, estando esta tradición vinculada con las costumbres mediterráneas de la tauromaquia, realizada desde la época de la cultura minoica al II milenio a. C.

Kumpanija.

La Kumpanija, una tradición celebrada en la ciudad de Blato, consiste en un combate que enfrenta a dos ejércitos, donde se debe demostrar el deseo de defender la tierra natal.

La pieza muestra los tiempos de la antigüedad, cuando la responsabilidad de defender  la isla se confió a compañías de reservistas de nombre Kumpanije.

Para comenzar la danza primero el jefe del pueblo debe otorgar su permiso, luego del cual el comandante de la guarnición, también llamado el Kapitan, comienza a ejecutar su combate con el ples od boja o baile de guerra, mientras se interpretan varias escenas de baile.

Una de las partes, que sin duda alguna llama más la atención, es cuando el portador de la bandera (Alfir), ejecuta una pieza con una bandera de gran tamaño. Esta pieza folclórica se musicaliza con los redobles de un grueso tambor de guerra y la gaita.

Una vez la Kumpanija ha acabado, los valientes combatientes junto a sus amigas dejan ver su alegría mediante un baile de nombre Tamac. Al igual que la mostra, el sacrificio ritual que se hacía de un toro ya no se realiza en Blato desde la época de la Segunda Guerra mundial.

Este espectáculo también se celebra en Cara y Smokvica.

Otras actividades folclóricas

En las ciudades de Lumbarda y Smokvica, se puede apreciar otro baile típico llamado el Trganje narance, que significa cosecha de naranja. Aquí en este baile, los bailarines que se acompañan por un cantante, hacen honor a las chicas más hermosas y al jefe del pueblo.

Otros bailes que resultan muy bellos de mirar y que son acompañados por la gaita, el acordeón, el tambor son el Manfrina, el Dva pasa, el Cetiri pasa, el Pritilica, el Tanac y otros.

La gran mayoría de los cantos tradicionales son cantos hechos por pescadores o marineros, así como por sus amigas. Algunas canciones resultan animadas y divertidas, mientras que otras se caracterizan por ser más nostálgicas donde se preguntan constantemente sobre el regreso de los marinos.

Muchos marineros aseguran que los cantos más hermosos del folklore croata es ejecutado en las tardes de verano, gracias a los pescadores de Vela Luka. Todavía hoy se pueden encontrar personas que entonan viejos cantos de gesta, creados en versos de diez pies y musicalizados por el guzla. Además todavía se usan instrumentos raros como la Curominka, un tipo de flauta endémico.

En la vecina Orebic, que se encuentra a poca distancia de la península de Peljesac, aún se baila La Polska de los Capitanes, un viejo baile que hacían los capitanes con sus mujeres, durante las fiestas locales y durante la temporada estival.

Un deporte que goza de mucha popularidad es el buce, que se puede traducir como las bolas, donde se usan una especie de petanca, que siempre se comenta con las más ruidosas intenciones y se acompaña por un buen vino. Es un deporte que lo practican todos los hombre de todas las ciudades y pueblos de la isla usando campos improvisados similares a los de la petanca de la Provenza francesa.

Sitios de interés.

Korcula tiene muchos espacios que pueden resultar muy bellos, pero Vela Spila es sin duda alguna uno de los mejores.

Esta es una cueva que se encuentra cerca de la ciudad de Vallegrande o Vela Luka, donde se encuentra un gran yacimiento arqueológico muy importante. Los descubrimientos que se han hecho en este sitio se muestran en el «Centro para la Cultura» de la localidad.

Se encuentra encima de Pinsky Rat, estando a 130 metros de elevación. Dentro de la cueva puedes encontrar una caverna con forma elíptica, con unas medidas de 40 metros de largo, 17 metros de altura y aproximadamente 40 metros de ancho.

En el techo de la caverna es posible observar dos aberturas, que se originaron por un colapso, aunque la fecha en el que los derrumbes ocurrieron aún no se ha determinado exactamente.

Nikola Ostoic, es un historiador local, que se ha convertido en comisario del museo, además de coleccionar antigüedades. El llego a la cueva en el año 1835, y se convirtió en la primera persona que describió la cueva en la literatura moderna en su libro “Compendio Storico Dell Isola Di Curzola,” publicado en el año 1856.

Conoce un poco más sobre Korcula con este increile vídeo:

Playas de Korcula 

La isla de Korcula cuenta con una larga línea costera que está repleta de bellas playas, donde el turismo se ha asentado como una forma de vida, por lo que se han creado cantidad de negocios que brindan servicios y confort a los visitantes, sin que deban caminar mucho para conseguir lo que quieren.

Entre las mejores playas de la isla están:

Proizd, ubicada en la zona oeste de la isla, frente a la población de Vela Luka, donde puedes encontrar esta pequeña isla como de ensueño. Está llena de calas escondidas que se unen con las aguas tan claras como un cristal y con rincones que te dejaran sin aliento.

Muy cercana a la población de Pupnat, puedes visitar esta playa Luka Pupnatska, que cuenta con guijarros y se caractyeriza por sus aguas transparente, ubicada en la bahía de Luka Pupnatska, a solo 15 km de la ciudad de Korcula.

Cerca de Pupnat se encuentra esta y aguas transparente, en la bahía de Luka Pupnatska, a unos 15 km de la ciudad de Korcula.

Dato curioso.

La ciudad de Korcula es conocida internacionalmente por su estatuto antiesclavista que se remonta hasta el año 1214, donde se señala la prohibición de practicar la esclavitud en ningún sentido.

Esto hace que la isla de Korcula sea el primer país del mundo que ha decidido derogar la práctica de la esclavitud.

Otro dato que puede resultar muy interesante es que las calles de la ciudad de Korcula están erigidas como una espina de pez, lo que logra que durante el invierno no penetre el aire frio que viene desde el norte-nordeste, pero sin embargo hace que la brisa del mar entre durante los meses calurosos del verano, haciendo el ambiente un poco más fresco.

Dejar Comentario