≡ Menu




Gibraltar: historia, ubicación, bandera, conflicto, playas, habitantes y más

La isla de Gibraltar es un territorio británico, punto de encuentro entre dos continentes: África y Europa, y entre dos mares: Mar Mediterráneo y el Océano Atlántico. Es motivo de disputa entre España y el Reino Unido.  Está entre los 16 casos del Comité Especial de Descolonización en la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

Gibraltar-01

Ubicación

Este enclave de unas 600 hectáreas de extensión pasó a manos de los británicos en 1713, motivado a que España lo cedió, tras la Guerra de Sucesión, mediante el Tratado de Utrechtt. Gibraltar está localizada en la península ibérica, extendiéndose sobre el Peñón de Gibraltar (The Rock of Gibraltar o La Roca), enlazando al Mar Mediterráneo y el Océano Atlántico. (Ver artículo: Islas Cíes)

Según el artículo X del Tratado de Utrechtt «la ciudad y castillos de Gibraltar, juntamente con su puerto, defensas y fortalezas» serían propiedad de la Corona Británica dentro de territorio español, con la condición de retornar a España sólo si el Reino Unido renunciara o enajenara dicha propiedad.

Entonces, el istmo entre el peñón y las demás fortificaciones españolas, son consideradas territorio ocupado, según la interpretación del tratado por parte de España.

Su población actual es de 32.416 habitantes (2018) quienes hablan un dialecto único en un territorio de unos 7 km2. Cuenta con un aeropuerto, muy peculiar por cierto y una base aeronaval de las Fuerzas Armadas Británicas. Sus principales actividades económicas son del sector servicios, turismo, financiero y puerto franco.

Mapa

Historia

Antiguamente Gibraltar fue conocida como Monte Calpe (Mons Calpe, en latín), que es una de las dos míticas columnas de Hércules. Los fenicios y griegos visitaron a Gibraltar y según la mitología griega identificaron al peñón como Calpe, una de las columnas de Hércules.

El otro pilar era el Mons Abyla o Jebel Musa, ubicado del lado africano del estrecho de Gibraltar. Estos dos puntos fungían como el  límite del mundo conocido, mito de origen fenicio.

Gibraltar no escapó de las invasiones romanas, después de los visigodos, bizantinos y musulmanes, para quedar finalmente en manos de éstos últimos y el resto del reino visigodo.

De esta ocupación y reinado quedó el nombre, al que se han hecho algunas variaciones, pero ha sobrevivido hasta la fecha: جبل طارق (Ẏabal Tāriq, ‘Monte de Táriq’) en honor al caudillo musulmán Táriq Ibn Ziyad.

Después del primer asentamiento permanente, en la época almohade, pasó a manos del reino taifa de Granada cuando hasta que llegaron las tropas castellanas en 1309. Luego, en 1.333, los meriníes conquistaron Gibraltar para cederla al reino nazarí de Granada en 1374.

En 1.462 lo vuelven a ocupar las tropas del duque de Medina Sidonia, a cuyo sucesor se le concedió el marquesado de Gibraltar en 1488, incorporándose al dominio real en 1502. Los Reyes Católicos le concedieron su propio escudo de armas un año después.

Gibraltar-03

Guerra de Gibraltar

Como antecedentes de este conflicto hay que acotar que en el año 1700, al fallecer Carlos II, el último rey de la Casa de Austria, quedaron dos aspirantes al trono, Felipe de Anjou y Carlos de Habsburgo, el cual finalmente recayó en el pretendiente francés.

Carlos II no tuvo hijos y dejó en testamento esa decisión, la que no fue aceptada por los austriacos y las controversias generadas por Inglaterra y las Provincias Unidas sobre la posible unión de España y Francia, generaron lo que se conoció como la Guerra de Sucesión Española.

Las hostilidades y enfrentamientos comenzaron en 1701, en España la mayoría de los territorios de la Corona de Aragón se aliaron al Archiduque Carlos de Habsburgo y el resto al Borbón Felipe de Anjou, llevando estas diferencias a una guerra civil.

Bahía de Algeciras

Durante la Guerra de Sucesión Española los navíos ingleses y holandeses a mando del archiduque Carlos, llegaron a la Bahía de Algeciras (conocida después como Bahía de los Catalanes), el 4 de agosto de 1704, para atacar y apoderarse de Gibraltar.

Era un contingente de unos 12 mil hombres y 1500 cañones más el apoyo de infantes de marina; del lado de la defensa de la isla sólo contaban con 80 soldados y 120 cañones, de los cuales un tercio no servían, apoyados por unos 300 milicianos con poca o ninguna instrucción militar.

Con esta desventaja y tras cinco horas de bombardeos, los defensores negociaron su capitulación, entregando la plaza al príncipe Hesse-Darmstadt.

Este acontecimiento hizo desplazarse al grueso de la población, desde las autoridades principales, quienes se negaron a prestar juramento de fidelidad al archiduque, hasta el ciudadano común.

Bahía de Algeciras

El éxodo comenzó el 6 de agosto, encabezado por el regidor Bartolomé Ruiz Varela hacia la ermita de San Roque y Algeciras, que estaba despoblada y en ruinas. Se llevaron todos los símbolos identificadores de la ciudad: pendones, sellos, documentos, imágenes religiosas, archivos, libros de registros civiles, etc…

Tropas catalanes y francesas  intentaron tomar la ciudad a finales de ese mismo año, 1704, sin lograr su cometido. Se reconoció a través del Tratado de Utrecht la soberanía británica en 1713, poniendo fin a la guerra.

España cedió el peñón a Gran Bretaña sin jurisdicción, con la condición de que si dejaba de ser territorio británico, volvía a manos de España. Se puso fin a las hostilidades tras ceder los territorios de Gibraltar y Menorca a Gran Bretaña.

Vista al Estrecho de Gibraltar

Conflicto de Gibraltar

Gibraltar es territorio británico de ultramar, está al sur de la península ibérica haciendo frontera única con España, que mantiene un reclamo de soberanía sobre este istmo así como de la península. Según la ONU Gibraltar debe ser objeto de un proceso de descolonización.

Unos años después del Tratado de Utrecht, en 1727, España volvió a intentar la recuperación de Gibraltar, pero el más duradero y persistente fue entre  1779 y 1783, conocido como “El Gran Asedio”, el cual no tuvo éxito.

Se fue poblando el territorio con corrientes de orígenes diversos, sobre todo genoveses y otros menos en volumen, como los malteses, portugueses, judíos y norteafricanos. En 1830 recibió el estatus de colonia británica.

La Corona Española cedió una zona humanitaria entre el peñón y las fortificaciones españolas a los británicos, en ocasión de una terrible epidemia registrada en la región. Los británicos ocuparon ilegalmente la mitad más próxima a Gibraltar. Para Gibraltar fue de gran importancia estratégica el haberse construido y abierto el canal de Suez, en 1869.

La verja

Frontera “La verja”

Las autoridades británicas, en el año 1909, levantaron la barrera fronteriza existente en el itsmo. Esta fue popularizada por los españoles como “la verja”. Con la llegada de la II Guerra Mundial la importancia de Gibraltar tomó auge, por su función como escala y punto de aprovisionamiento.

Se construyó un aeropuerto, al que España no reconoce como británico. La población civil fue evacuada hacia Londres, Madeira, Casablanca, Irlanda del Norte y Jamaica. Al finalizar la guerra, los franquistas endurecieron su actitud y a principios de los años 60’ plantearon la situación ante el Comité de Descolonización de las Naciones Unidas.

La Asamblea General de la ONU adoptó las resoluciones 2231, de 1966, y 2353, de 1967, que propulsaba el inicio de negociaciones entre España y el Reino Unido, con el fin de resolver la situación de Gibraltar, en beneficio de los derechos e intereses del pueblo gibraltareño.

Referéndum

Como respuesta a este paso, el Reino Unido celebró un referéndum para los gibraltareños en 1967, ganando la opción de permanecer bajo soberanía británica. En la Constitución de 1969 el gobierno británico cambió el estatus de la colonia, ahora transformada en territorio británico de ultramar (British Overseas Territory).

Hubo cambios en la legislación local, los gibraltareños elegirían las autoridades locales, que se encargarían de los asuntos internos y el representante de la Corona se ocuparía de los asuntos exteriores y de defensa.

Esto no fue del agrado para los españoles, quienes tomaron esa atribución como una violación al Tratado de Utrecht. Esto trajo como consecuencia el cierre de las vías de comunicación terrestres entre España y Gibraltar, en el año 1969.

Después de la muerte del dictador Francisco Franco, en 1982 y la llegada del socialista Felipe González como Presidente, se abrió el tráfico peatonal. Este cierre de frontera trajo muchos contratiempos para la economía de Gibraltar, llevándola a una severa crisis que solventaron mediante inyección de fondos por parte del Reino Unido.

Colas para entrar a Gibraltar

En su libro “Gibraltar” el periodista español Manuel Leguineche escribió, en 1981,  “llegó a tal extremo el atasco que las autoridades se vieron obligadas a despeñar más de mil vehículos por los acantilados de Punta Europa”.

Esa punta es la más meridional de la Roca (Peñón), azotada por los vientos pero con las vistas más espectaculares de la región. Se ve el Estrecho de Gibraltar, las montañas del Rift y la Bahía de Algeciras.

Hoy día el tráfico fluye fácilmente, sólo obstruido por controles policiales de la aduana española o por el paso de los aviones que salen y entran al aeropuerto del Peñón. Por cierto, aeropuerto del que España reclama su propiedad y cuyo terreno lo ocuparon los “llanitos”, cuando se descuidaron sus rivales.

En 1985 se normalizaron las comunicaciones terrestres, cuando estaban en proceso las negociaciones para adherirse a la Comunidad Económica Europea, ambos países. El reclamo no ha cesado desde entonces por parte de España.

Intervención de la ONU

La Organización de las Naciones Unidas, ONU, señaló que en este proceso de descolonización de Gibraltar, se debe aplicar el principio de “restitución de la integridad territorial española” y no el “libre determinación de los pueblos”.

Este conflicto debe ser resuelto entre España y el Reino Unido a través de diálogos y negociaciones bilaterales. Desde 1965, la ONU ha insistido ininterrumpidamente en ello.

Referente al tema del istmo, hay puntos pendientes de aclarar y negociar, como:

  • El istmo no fue cedido por España en el Tratado de Utrecht, sólo se cedían “la ciudad y el castillo de Gibraltar junto con su puerto, defensas y fortalezas que le pertenecen”. Tampoco fueron cedidas las aguas adyacentes o el espacio aéreo suprayacente, siempre estarán bajo la soberanía española.
  • Los británicos no cumplen con los requisitos del Derecho Internacional cuando mantienen la ocupación de facto continuada, por lo que no pueden adquirir la soberanía.
  • España, por tal razón, pide la devolución de Gibraltar sin condiciones, ya que consideran esa ocupación ilegal y violatoria del Derecho Internacional. En la Declaración de Lisboa, 1980, los dos gobiernos se comprometieron a resolver el problema de acuerdo a las resoluciones pertinentes de las Naciones Unidas y bajo un espíritu de amistad.
  • En la Declaración de Bruselas, 1984, se sentaron las bases para solucionar todas las diferencias sobre el Peñón.

Estrecho de Gibraltar

Pacto de cosoberanía

Los gibraltareños volvieron a celebrar un referéndum en el año 2002, en el que la mayoría de los ciudadanos británicos rechazaron la propuesta de cosoberanía entre España y el Reino Unido.

Con el Gobierno del PSOE en 2004 se logró fue un Foro Tripartito de Diálogo sobre Gibraltar, donde participaban España, Reino Unido y Gibraltar. El resultado fue un anuncio el día 25 de julio del 2006 sobre el uso conjunto del aeropuerto, otros temas como pensiones, tránsito del puesto fronterizo y las telecomunicaciones. Otro paso adelante.

En aras de este diálogo positivo, en el año 2009 el ministro de Asuntos Exteriores del Gobierno español, Miguel Angel Moratinos, visitó de manera oficial a Gibraltar. Este hecho fue de vital importancia y así fue reseñado en los medios tanto británicos como españoles.

Firmaron una declaración conjunta que se refería a la creación de «una atmósfera constructiva de confianza mutua y cooperación para el beneficio y prosperidad de Gibraltar y de toda la región», características que «deberían convertirse en la norma».

Este pacto no fue factor de impedimento para que siguieran sucediendo incidentes. En los años 2009, 2010, 2011 y 2012, hubo roces entre los buques de la Marina Real Británica y la Guardia Civil en la zona disputada, que son aguas a menos de tres millas de las costas gibraltareñas, en las que no se reconoce soberanía británica, según el Tratado de Utrecht.

Restricciones entre los países

Durante el conflicto del 2013 el ministro de Asuntos Exteriores de España, José Manuel García Margallo anunció que estaban  considerando algunas medidas, como cobrar una tasa para entrar y salir de Gibraltar, restringir el espacio aéreo y profundizar la inspección fiscal de los habitantes de Gibraltar, con propiedades en España y la residencia fiscal en el Peñón.

Mientras esto sucedía, estaban construyendo un arrecife artificial para impedir la pesca en las aguas en disputa, en los caladeros españoles, y, por otra parte, el gobierno de Gibraltar denunciaba las largas colas que provocaban los controles, que estaban ejerciendo en “la verja”.

Gobierno de Gibraltar

Gibraltar se rige bajo la figura de un gobierno de territorio británico de ultramar. Es decir, el monarca británico es el Jefe de Estado, que en este caso es la Reina Isabel II, representado en el cargo de Gobernador de Gibraltar. El jefe de Gobierno es el Ministro principal de Gibraltar.

De igual manera, el Gobierno del Reino Unido no ejerce poder sobre el Gobierno de Su Majestad de Gibraltar, pero sí es responsable de los asuntos  exteriores del territorio y de defensa. Cada cuatro años se celebran elecciones.

El Parlamento es unicameral, con 18 miembros, 17 de ellos elegidos democráticamente por voto popular y un miembro nombrado por el Parlamento. Además, Gibraltar es el único y primer territorio británico de ultramar, que forma parte de la Comunidad Económica Europea.

En esta isla hacen vida un gran número de partidos políticos, quienes se miden cada cuatro años en las elecciones regulares del país. La Constitución del 2006, sin variar en este punto la de 1969, es clara al establecer: «El Gobierno de su Majestad nunca entrará en acuerdos bajo los cuales el pueblo de Gibraltar pasaría bajo la soberanía de otro estado en contra de sus deseos libremente y democráticamente expresados

Bandera

La bandera de Gibraltar se compone de dos franjas horizontales, blanca la parte superior y el doble del tamaño de la franja roja, la inferior. En el centro de la franja blanca, la superior, está un castillo almenado con tres torres y una llave de oro que pende de una puerta del castillo está en el centro de la franja roja.

Contiene los elementos del escudo de Gibraltar, el que fue regalado por la reina Isabel de Castilla, a través de una Real Orden, el 10 de julio de 1502.

Difiere de las demás banderas de las colonias británicas, que utilizan la Enseña Azul, es decir, una bandera de color azul oscuro con la bandera del Reino Unido (Unión Jack) en uno de sus cuadrantes superiores. (Ver artículo: Islas Británicas)

Actividad económica

Su actividad económica es gestionada y controlada por las autoridades de Gibraltar. Aun cuando es parte de la Unión Europea, el territorio británico de ultramar de Gibraltar debe acatar el ordenamiento jurídico y económico de la autoridad local, así como su propio sistema impositivo.

Por su poco terreno abierto en la península es muy difícil que se desarrolle el sector agrícola. Se defienden mejor con el sector secundario, con fábricas de bebidas y el terciario, con el transporte marítimo, actividades financieras, administrativas y sobre todo el sector turismo, con más de siete millones de visitantes al año.

Este último sector se ha venido expandiendo potencialmente, por lo que se han construido gran cantidad de instalaciones hoteleras y de servicios para turistas. La infraestructura portuaria ocupa la mayor parte de la costa occidental del territorio, así como por la bahía de Algeciras.

Casino Sunborn

Gibraltar ¿Paraíso Fiscal?

En Gibraltar proliferan los establecimientos o empresas de juegos virtuales “casinos”, aprovechando la política de exención de impuestos con la que cuenta el país. Multitud de empresas tienen allí sus sedes fiscales, desde principios del siglo XXI, siendo uno de los lugares con más compañías de este tipo en el mundo, todo un paraíso fiscal. (Ver artículo: Isla de Man)

Pero las licencias no son tan fáciles de obtener para establecer los casinos, les exigen un historial impecable y que hagan presencia fuerte en el país, no sólo ubicar el servidor de computación en Gibraltar, deben ser manejadas desde este país.

Esto fue causa de polémica con España, ya que las compañías domiciliadas allá se iban a hacer sus negocios fuera del país, en este caso Gibraltar, entonces no pagaban impuestos y esto hizo que incluyeran a Gibraltar en la lista internacional de paraísos fiscales, en el año 2000. Como consecuencia, no les quedó otro remedio que aplicar un impuesto del 10% a las empresas de juegos on line, a partir del año 2011.

Tienen ingresos multimillonarios, de gran éxito mundial, con grandes atractivos a los jugadores, como casinos en los yates anclados en su puerto, con servicios de restaurantes, entre otros de gran calidad.

Es tanta la importancia y los ingresos que genera que hay un Ministerio de Servicios Financieros y Apuestas en Gibraltar. Otro factor positivo es que emplea a miles de personas de la población activa de Gibraltar.

Moneda

La moneda oficial es la libra gibraltareña, alternando con el euro y el dólar estadounidense en algunos sitios autorizados.

Habitantes de Gibraltar

Adentrarse en las entrañas de Gibraltar es descubrir diversidad de lenguas, costumbres, nacionalidades y culturas. Los policías vestidos a lo “bobbie” los famosos trajes de los londinenses, incluso sus mismos cascos, dominando el inglés pero sin negar que son “llanitos”.

En el fondo, los españoles y los británicos, en el fondo no son tan diferentes. Si se recorre la Línea de la Concepción o Línea de Gibraltar, población en el istmo, que une al Peñón con la costa, se topa con ciudadanos españoles que trabajan en el Peñón y deben atravesar diariamente la frontera.

Al igual que los gibraltareños que, al contrario, residen en la Línea u otras poblaciones cercanas, que deben cruzar al otro lado.

Todos los gibraltareños se sienten británicos, orgullosos de su equipo de fútbol, de los vuelos que cruzan de Gibraltar a Londres, por los cambios de guardia que todos los días a las 12 del mediodía se hacen en la residencia oficial del gobernador (El Convento), muy similar al que hacen en el Buckingham Palace.

Hoy día hay 32.416 habitantes (06/07/2018), en proporción equilibrada, hay un 50,4% de población masculina y 49,6% de población femenina.

El catolicismo es una de las religiones más practicadas (78,09 %), seguida del protestantismo (6,98 %), cristianismo (3,21 %), islam (4,01 %), judaísmo (2,12 %), hinduismo (1,79 %) y otros (0,94 %). Hay un 2,86% que no profesa ninguna religión (datos del 2001).

Los judíos son de ascendencia sefardí. Por el reducido espacio de la isla, Gibraltar es uno de los territorios con más densidad poblaciones en el mundo, tiene unos 4.290 hab/Km2. Se han ocupado parte de las tierras al mar para solucionar este problema de espacio.

Idioma

En Gibraltar el idioma oficial es el inglés, pero la mayoría de sus pobladores es bilingüe, hablan tanto el español como el inglés. Otra modalidad lingüística utilizada es el “llanito”.

Llanito

El llanito es un idioma inventado en Gibraltar, combina palabras del español, con acento marcado andaluz, con palabras del inglés británico. También son llamados así, coloquialmente, a los habitantes de Gibraltar.

Según el historiador gibraltareño Tito Vallejo, quien además es autor del Diccionario Llanito «El idioma se originó cuando un inglés y un español no se entendían y las palabras que se decían se iban corrompiendo”.

Dato curioso es que algunas de las palabras que se van creando en las calles, no las entienden ni los españoles ni los ingleses. La palabra “chicle” o “chinga” del inglés “chewing gum”, “tipá” del inglés “tea pot”, son algunos de los vocablos utilizados.

El Diccionario de la Real Academia Española (DRAE) acoge el término “llanito” pero no aporta datos de su procedencia. Hay quienes aseguran que el origen de esta lengua está en el “caló”, lenguaje de los gitanos de España.

Considerando los habitantes que ha tenido Gibraltar tampoco es de dudar que muchos de los términos provengan de los italianos, hebreos, franceses, portugueses y árabes. Vallejo advierte que no debe confundirse el “llanito” con el “espanglish”, idioma muy común en Puerto Rico y barrios hispanos de los Estados Unidos de América.

Estrecho de Gibraltar

Estrecho de Gibraltar

Por el Estrecho de Gibraltar se unen dos masas de agua, las del Mar Mediterráneo y el Océano Atlántico y se separan dos continentes, el europeo y el africano. Geológicamente, este Estrecho refleja la fisura de dos placas tectónicas: la Euroasiática y la Africana.

Asimismo, está entre el mar de Alborán y el golfo de Cádiz. Tiene una longitud de 14,4 km, en el punto más estrecho, entre Punta de Oliveros (España) y Punta Cires (Marruecos), con una profundidad de unos 280 mts por el Umbral de Camarinal y poco menos de 1000 mts a la altura de la Bahía de Algeciras.

Por su ubicación importante y estratégica es un canal de navegación vital para el mundo, ya que da acceso al mar Mediterráneo y el Océano Atlántico, además de comunicarse con el Oriente Próximo y Asia, a través del canal de Suez. En la Edad Antigua se les llamó las “Columnas de Hércules”.

Hace unos cinco millones de años se cerró de forma natural y geológica, lo que provocó el disecamiento del mar Mediterráneo. A este suceso se le conoció como la crisis salina del Messiniense.

Totalmente diferente a hoy día, cuando es paso importante de aves migratorias que viajan entre Europa y África, así como los cetáceos pasan entre el Mediterráneo y el Atlántico. Para preservar esta fauna, la costa peninsular española es un Parque Natural protegido.

Peñón de Gibraltar

Este peñón es un macizo rocoso que se encuentra unido a la península ibérica, a través de un istmo de arena, que a su vez está cortado por un canal. Llamado también “Columna de Hércules”, se trata de un promontorio monolítico de piedra caliza, con unos 426 mts s/n.m en su cumbre.

Su ubicación geográfica se define en el territorio británico de ultramar de Gibraltar, limitando con Andalucía por el norte. Pertenece al Reino de Gran Bretaña desde 1713, cuando se firmó el Tratado de Utrecht, resultado de la Guerra de Sucesión Española.

En este peñón se haya una reserva natural de macacos de Gibraltar, únicos primates de Europa en estado salvaje. Tienen una red de túneles que son de gran atracción para los turistas.

Columnas de Hércules

Antiguamente se conocían con los nombres de Mons Calpe y  Mons Abyla o Jebel Musa. Mitológicamente eran el límite del fin del mundo conocido por los griegos. Posteriormente se le dio esa atribución al Promontorio Sacro, lugar en Galicia, probablemente, donde se apreciaba la puesta del sol en el Océano.

Esto ocurrió luego de que según el historiador griego Heródoto, las columnas de Hércules fueron atravesadas por Coleo de Samos, cerca del siglo VII a.C.

Las Columnas de Hércules fueron el límite entre el interior y el exterior de la cuenca del Mediterráneo. No se sabía si existía algún territorio más al oeste de este mar, hasta 1492. El peñón de Gibraltar se representa oficialmente en el escudo de España, como símbolo de identidad del país.

Monumentos a las columnas de Hércules

Cuevas

Gibraltar es conocida también por tener una red de pasajes y/o galerías subterráneas. Uno de los más antiguos fue el túnel excavado sobre la batería de Willis comunicando con el Notch,  debajo de la cara norte del peñón, con fines de ataque contra los españoles, a finales de 1783. Se le hizo una abertura para ventilar y allí colocaron un cañón.

El éxito que les significó, los motivó a hacer seis de estos emplazamientos, instalando cuatro cañones.  Posteriormente se construyó un sistema de recintos, fortificaciones y algunos pasadizos de unos 300 mts de largo, con fines turísticos, por los cuales se pueden observar vistas panorámicas sobre la bahía de Gibraltar, el istmo y hasta España.

Cueva de San Miguel

Esta es una red de cavernas de piedra caliza que se encuentran en la parte alta de la Reserva Natural de la Cima del Peñón de Gibraltar, están a más de 300 mts s/n.m. Son muy visitadas desde que fueron descubiertas en el año 45 a.C., cuando apareció en los escritos del viajero romano Pomponius Melia.

Los turistas y otros visitantes contemplan la estalagmita que se desmoronó debido al peso y al tiempo, así como la Sala de la Catedral formada por minerales, la cueva de Leonora, por donde se dice que llegaron los monos, “macacos”, a Gibraltar y se llegó a pensar que constituía un túnel subterráneo a África.

Algo realmente impresionante es poder pasear en un lago subterráneo. Dentro de la cueva se mantiene una temperatura constante durante el año, gracias a su constante humedad, llueva o no llueva. Se debe ir acompañado de un guía profesional que indicará cómo entrar y escalar dentro de las cuevas.

Cueva de san Miguel

Monumentos

Dentro de su interesante portafolio de monumentos y sitios de interés destacan:

Las Fortalezas de Gibraltar

El Mariscal de Campo Sir John Chapple dijo una vez del Peñón de Gibraltar que  «sea probablemente el lugar más luchado y densamente fortificado de Europa, y probablemente, por lo tanto, del mundo».

Y esto lo afirmó por la posición estratégica en el Estrecho de Gibraltar, en donde se conectan el Mar Mediterráneo y el Océano Atlántico. Ha sido motivo de disputas entre las grandes potencias europeas y el norte de África, justamente por la importancia de su ubicación.

Por esta razón, tanto los musulmanes, británicos y españoles, se han dedicado a construir fortificaciones y murallas defensivas, baterías, túneles y galerías para su defensa.

Cuando estaban los conflictos en pleno apogeo, por el año 1865, se podían contar unos 681 cañones en 110 pilas y posiciones, vigilantes de las aproximaciones, tanto terrestres como marítimas al territorio de Gibraltar. Su uso militar se extendió hasta la década de 1970, habiendo para la fecha unos 55 kms de galerías en unos 6,7 km2, ¡toda una fortaleza!

El castillo árabe

Durante la ocupación árabe en Gibraltar, la cual se extendió durante unos 710 años, se construyó este castillo (1711) bajo el reinado de Táriq ibn Ziyad, el jefe bereber, quien desembarcó en el Peñón que aún lleva su nombre.

Torre del  Homenaje (Tower of Homage)

Es un edificio construido con ladrillos y argamasa maciza, llamada tapia. En la parte superior  estaban las habitaciones y baños para los antiguos ocupantes moros.

El Castillo de los Moros

Constituye una fortificación medieval de Gibraltar. Está formado por murallas, grandes edificios y en él se encuentran la Torre del Homenaje y la Casa de la Puerta.

Mezquita

La Mezquita Ibrahim-al-Ibrahim

Esta mezquita situada en la Punta de Europa, al extremo meridional de Gibraltar es también conocida como la Mezquita del Rey Fahd bin Abdulaziz al-Saud o Mezquita del Guardián de las Dos Mezquitas Sagradas.

Fue un regalo del rey de Arabia Saudí, con un costo, para aquel entonces, de unos cinco millones de libras y fue inaugurada el 8 de agosto de 1997. En ella funciona una escuela con su biblioteca y una sala de conferencias.

En Gibraltar hay menos de 10% de habitantes musulmanes y este es el templo  islámico más sureño de todo el continente europeo.  Forma parte del paisaje debido a su gran tamaño, que sobresale en las vistas sobre este hermoso mar.

El Convento

Fue construido por los frailes franciscanos en 1531 y después, a partir de 1728, se ha usado como residencia oficial del Gobernador de Gibraltar.

Gibraltar El Chico

Benamargosa, municipio enclavado en la Axarquía malagueña, en el valle del mismo nombre, es mejor conocido como “Gibraltar el Chico”. Esto se debe a que a mediados del siglo XIX se convirtió en zona de contrabandistas, negocio riesgoso pero lucrativo que se mantuvo hasta bien adentrado el siglo XX.

El tabaco y los tejidos de calidad se distribuían a través de los “mochileros”, la mayoría de ellos eran mujeres. Este pequeño pueblo, está dedicado especialmente a la agricultura, con llamativos huertos de frutas y otros productos subtropicales. En este municipio de Benamargosa destacan los cerros áridos, lomas y las tierras de secano. (Ver artículo: Chipre)

Playas de Gibraltar

En la zona del Estrecho de Gibraltar hay bellas costas y sitios con impresionantes playas, de poca afluencia, mientras no sean popularizadas, que bien vale la pena describir.

Parque Natural del Estrecho

Parque marítimo que se extiende desde Algeciras hasta Tarifa, de gran riqueza natural y animal, gracias o “pese” a las condiciones climatológicas de la zona. Hay que recordar que por las fuertes corrientes que chocan provenientes, unas del Océano Atlántico y otras del Mar Mediterráneo, aunadas a los vientos, se ha formado un hermoso paisaje en la geografía andaluza.

Muchas especies de aves viven en esta zona, como la cigüeña blanca, el buitre leonado, el halcón abejero, el halcón peregrino y el águila imperial. ¡Nada más y nada menos! Al dirigirse al Parque por la carretera, se disfrutan unas maravillosas vistas del Estrecho por un lado y por el otro, de Marruecos.

En la ciudad de Algeciras hay dos playas, la Getares y el Rinconcillo, ambas de belleza natural imposibles de dejar de conocer. Desde el Faro de Algeciras y Punta Carnero se contemplan la Bahía y el Estrecho de Gibraltar.

Playa Los Lances

En Tarifa comienza esta playa y termina en la Playa de Valdevaqueros, donde los amantes del kite y windsurf son sus fieles visitantes. (Ver artículo: Islas Turcas y Caicos)

Bolonia

Es de las pocas playas vírgenes que quedan al sur, en ella también se pueden visitar las ruinas de Baelo Claudia, un interesante enclave arqueológico.

Zahara de los Atunes

Preciosas playas de finas y muy blancas arenas, muy frecuentadas por los turistas, gracias a su agradable clima y lo largo de sus playas. En Barbate, muy cerca de allí, está el Parque Natural de Breña y las Marismas de Barbate.

En el parque hay otra atracción, el senderismo, para visitar las rutas ornitológicas, paseos ecuestres y terminar en un refrescante baño en sus inolvidables playas.

Fútbol en Gibraltar

Como en muchos países, el fútbol es uno de los deportes preferidos y populares de Gibraltar. De hecho, una de las federaciones más antiguas del fútbol es de Gibraltar, la Asociación de Fútbol de Gibraltar, encargada de organizar la liga gibraltareña.

Es miembro de la UEFA desde el 24 de mayo de 2013 y el 13 de mayo de 2016 fue admitida la selección como miembro 211 de la FIFA. Esto le da el permiso de participar en las eliminatorias de la Copa del Mundo. En términos de población, Gibraltar, con algo más de 30 mil habitantes, es el miembro más pequeño de la UEFA.

La selección gibraltareña ha disputado la Clasificación para la Eurocopa 2016 y participó en  la Clasificación de UEFA,  para la Copa Mundial de Fútbol de 2018. Los equipos que juegan en la Primera División también tienen la posibilidad de participar en la Liga de Campeones y en la Liga Europa.

La UEFA estableció una norma para que la selección nacional no se pueda enfrentar a España en las eliminatorias europeas.

Estadio Victoria

Estadio

El Estadio local del equipo es el Victoria, con capacidad para cinco mil espectadores. Por no cumplir con las exigencias de la UEFA y la FIFA, ya que deben tener una capacidad de por lo mínimo ocho mil espectadores, deben jugar sus partidos como anfitriones en el Estadio Algarve de Portugal.

En el año 2017 el Gobierno vendió el campo actual a la Asociación de Fútbol por 20 millones de euros que serán invertidos en reubicar todos los deportes en nuevas instalaciones a ser construidas en Lathbury y Punta Europa.

La Asociación de Fútbol Gibraltareña (GFA en inglés), de esta manera, compró el Victoria Stadium para construir el nuevo campo, apoyada por la UEFA y la FIFA que así pueden financiarla, siendo ahora propietarias del terreno.

El nuevo estadio tendrá un aforo de ocho mil espectadores o más y será de categoría 4, teniendo la autoridad de disputar partidos oficiales. Mientras tanto será utilizado para partidos de carácter amistoso.

Aeropuerto

El Gibraltar Airport, en inglés, está sobre el istmo que une al Territorio Ultramar Británico de Gibraltar con España. A unos 500 mts del casco urbano de Gibraltar y a distancia similar de la Línea de la Concepción, en Cádiz.

Esta ubicación ha provocado ciertas tensiones ya que el istmo está en terrenos de facto de la colonia británica pero la soberanía está disputada bajo un título distinto.

Es decir, la pista del aeropuerto y demás instalaciones del mismo, se encuentran al sur del límite que hay entre España y Gran Bretaña, la “frontera” para los británicos y “puesto policial” para los españoles, quienes no reconocen la soberanía de los británicos sobre el istmo.

Espere que pase el avión…

La longitud de la pista de aterrizaje del aeropuerto es de tan sólo 1.829 metros, limitante para algunos tipos de aviones. Como dato peculiar e interesante,  los aviones que entran y salen del aeropuerto cruzan una carretera, ¡Sí, así tal cual!

El país es tan pequeño que al cruzar la frontera los conductores deben atravesar la pista de aterrizaje del aeropuerto. Se debe esperar el turno del semáforo cuando algún avión aterriza para poder acceder a la ciudad. Esto ocasiona largas colas de autos a la entrada y salida de la “Roca”.

La pista del aeropuerto cruza el istmo que une a la península a tierra firme. Hay un proyecto para construir un túnel de unos 350 mts bajo la pista de aterrizaje para que circule el tráfico mientras llegan los aviones.

Se esperaba que estuviera listo en el año 2015 pero a la fecha aún está en planes, esperan que esté concluido a finales de este año 2018. Será una vía de 1,24 kms de longitud con un túnel de 350 mts.

En la página web del aeropuerto, entre otros datos de interés, apunta que el aterrizaje en este aeropuerto es de los más peligrosos del mundo, por detrás de Madeira y además el único en el que hay tráfico aéreo, peatonal y de automóviles.

Calentita

Cultura y Gastronomía

La gastronomía de Gibraltar tiene marcadas influencias del Reino Unido, que la favorecen cuando se mezclan platos y sabores del Mediterráneo y la cocina británica. Hay una aldea, Palmones, en la desembocadura del río del mismo nombre, donde se aprecia una selecta y fresca cocina, con platos de reconocido prestigio.

Las tortillas de camarones, frituras de pescados variados, Ortiguitas, sardinas al espeto, cangrejos, coquinas y almejas de rastro, preparadas al estilo marinero, al ajillo o con fideos gordos, son una verdadera exquisitez. Hay que hacer notar que hay diferentes platos típicos, por la diversidad de los orígenes de sus habitantes.

Muchos imaginan que la mayoría come paella, pescados y papas fritas, como tradición de España, pero la influencia principal en los platos de Gibraltar, viene de Italia. Es bueno recordar que la mayor parte de la población desciende de inmigrantes genoveses que llegaron en el siglo XVIII, con costumbres y platos como la “calentita”, “rosto” y “minestra”.

Calentita es un pudín hecho con harina de garbanzo, aceite de oliva, sal y agua, muy rico y se conoce como “farinata” en su Génova natal. “Rosto” es un plato de macarrones, carne de res y salsa de tomate, y, la “minestra”es una sopa vegetal, a diferencia de la “menestra” que es un guisado de vegetales.

Los gibraltareños disfrutan, además, de las especialidades británicas y españolas, sobre todo en los “chippies” ingleses, que son puestos de pescados y papas fritas de estilo inglés.

Otro plato favorito de los habitantes de la isla es la torta de acelgas, de origen español, así como la de papas y huevos. La famosa Tortilla Española se conoce como “Torta Patata” en Gibraltar.

Tradiciones

En Gibraltar hay infinidad de manifestaciones y eventos culturales durante todo el año. Hay desde concursos de poesía y narrativa, exposiciones de pintores y escultores, concursos de pintura, jornadas de historia y arqueología, todos acompañados con música de la región y de cada comunidad participante.

El 10 de septiembre celebran su día nacional, en conmemoración del referéndum de 1967, símbolo del primer acto de autodeterminación del pueblo de Gibraltar. En la plaza es el encuentro donde los gibraltareños se visten de rojo y blanco, los colores nacionales, para celebrar estas fiestas.

Lanzan miles de globos rojos y blancos, variando según el número de pobladores, bailando al son de la música y disfrutando de muchas otras atracciones que perduran hasta la madrugada del siguiente día.

Se celebran conciertos de verano, hay presentación de corales y rondallas con el acompañamiento, claro está, de los “bailaores de flamenco”, una de las manifestaciones folklóricas más importantes, que cuenta con gran cantidad de seguidores.

Igualmente se celebran fiestas y ferias populares patronales, la Semana Santa de los siete municipios y otras que copan el calendario festivo del Campo de Gibraltar.

La Ruta del toro

Muy arraigada en la comarca es la “Ruta del toro”. En comunidades como Los Barrios, Castellar de la Frontera, Jimena de la Frontera, San Roque y Tarifa se desarrolla esta muy famosa actividad, en la que sueltan al bravo animal en plena libertad, demostrando las faenas de su mantenimiento, asi como el acoso, el derribo o las tientas.

Ruta del Toro

Artesanía

Es de gran calidad los trabajos de artesanía de la población, debido a la gran variedad de materia prima utilizada y el esmero más el talento, con el realizan los trabajos. El corcho es uno de los más utilizados y más versátiles para trabajar.

Desde hace muchos años ha sido base de la economía de sus poblaciones y aún sigue siéndolo en algunas de ellas. Con él se elaboran bellos y útiles utensilios, adornos, bisuterías y hasta muebles.

Las labores en cerámica, madera, murales, cuero son muestras representativas de la cultura de Gibraltar. No se debe dejar de lado el uso de las setas, las que son traídas del bosque y gracias a la benevolencia del clima, su recolección se puede alargar desde los meses de octubre a marzo.

Misceláneas

Hay muchas historias y datos interesantes que bien vale la pena agregar a este texto, en el que tratamos de conocer a Gibraltar.

·         Macacos libres de Europa

Gibraltar es el único lugar de Europa donde se los monos se encuentran en total libertad. Los macacos de Gibraltar o monos de Berbería, se cuentan entre las principales atracciones turísticas del Peñón de Gibraltar.

Algunas teorías aseguran que entraron por un túnel construido por debajo del Estrecho de Gibraltar provenientes de África, cuando los árabes ocuparon la Península Ibérica (Años 711-1492)y otros señalan que los trajeron los soldados británicos cuando tomaron el Peñón en 1704.

Son tema importante en la cultura de este país, el cronista Alonso Hernández de Portillo, en sus escritos de principios del siglo XVII, los describió como los «verdaderos dueños de la roca» y, existe un dicho gibraltareño que reza: “los británicos sólo dejarán Gibraltar cuando los monos se vayan”.

Como dato curioso y chistoso, cuando el número de monos se redujo considerablemente durante la II Guerra Mundial, Winston Churchill ordenó llevar más monos de Marruecos y Argelia, para mantener la autoestima de las tropas en alto y no caer en la tentación de las creencias populares.

·         ¿Son 52 km de túneles que hay en la Roca?

Es algo difícil de digerir y muy sorprendente, pero se debe a que Gibraltar, por su reducido tamaño, menos de 7 km2 tiene la mayoría de sus infraestructuras bajo tierra.

Cuando se desarrolló la II Guerra Mundial había casi “una ciudad subterránea”, con miles de kilómetros de túneles, que eran usados como depósitos de agua, combustibles, habían panaderías, hospitales, carnicerías con servicios de electricidad y telefónicos.

Esto lo hicieron los ingleses con la intención de protegerse de los bombardeos de los alemanes, por lo menos por un espacio de nueve meses, sin tener que depender de nadie. Aprovecharon la tierra que sacaron para construir la pista de aterrizaje, parecía un portaaviones gigante, según el historiador Vallejo.

Actualmente casi todos los túneles están cerrados y otros son de uso exclusivo del ejército británico. Aunque siguen usándolos con fines civiles, como para el almacenamiento de agua y combustibles.

·         ¿Hay más británicos en España o al revés?

En Gibraltar hay poco más de 30 mil habitantes, la mayoría británicos. Los que nacen en Gibraltar toman automáticamente la nacionalidad británica. Ahora, los británicos que residen en España, que son más de 312 mil, son muchos más que los gibraltareños.

En Alicante es donde se concentra el mayor número de británicos, con unos 150 mil aproximadamente, donde se pueden constituir unos “pequeños Reinos Unidos” regados por la costa mediterránea. Hay un municipio llamado Rojales, que alberga poco más de 20 mil habitantes, de los cuales el 70% son extranjeros y el 40% son británicos. (Verartículo: Islas Baleares)

·         Los judíos más antiguos de la Península

En el siglo XV fueron expulsados miles de judíos españoles y portugueses de la isla de Gibraltar. Habitaron esta península por casi 300 años hasta que en 1492 fueron expulsados por orden de los reyes Fernando II de Aragón e Isabel I de Castilla, ampliamente conocidos como los Reyes Católicos.

La mayoría de ellos se fue al sur y muchos a Marruecos, iniciando así la comunidad sefardí, la cual se extendió por todo el Mediterráneo. En 1992 fue derogado ese decreto de expulsión, es decir, 500 años después.

Cuando los británicos ocuparon Gibraltar, muchos de estos judíos se instalaron en el territorio, contradiciendo una de las condiciones que puso España en el Tratado de Utrecht. Los británicos no sólo permitieron la entrada sino la instalación de mercados judíos, de gran utilidad para la isla y la fundación de sinagogas en el siglo XVIII.

Al concluir la construcción de  la primera sinagoga, ya había cerca de 600 miembros de la comunidad judía gibraltareña, lo que constituía un tercio de la población civil en aquella época. Hoy día representan cerca de un 2 ó 3% de la población de la Roca.

·         Líderes en producción de dióxido de carbono

En el informe realizado por la Administración de Información sobre Energía de Estados Unidos, en 2007, se señala que Gibraltar produjo más de 4.5 millones de toneladas de dióxido de carbono. Calculando la emisión per cápita resulta en 159 toneladas por persona, la más alta del mundo.

Este dato fue rechazado por las autoridades gibraltareñas, quienes alegaron que con tan poca población y poco consumo de carburantes, que sí son vendidos fuera del territorio, para el servicio de aprovisionamiento a barcos, que son la principal fuente de emisión, ellos no podían tener ese nivel de producción.

·         Conductores, por la derecha

En Gibraltar se conduce por la derecha, siendo uno de los pocos territorios de la Commonwealth que lo aplica en su jurisdicción, al igual que el resto de Europa continental. Este sentido de circulación no se invierte por lo limitado de su territorio, su cercanía a España y así evitan el riesgo de accidentes.

Dejar Comentario