≡ Menu




Islas Kuriles: localización, mapa, lugares turísticos y mucho más

Las Islas Kuriles, son archipiélagos de origen volcánicos que se pueden localizar en Japón, a pesar de que, en materia administrativa, pertenece al óblast de Sajalín de la Federación de Rusia. Actualmente se encuentra habitado por veinte mil rusos y no es zona turística por la carencia de infraestructura que garanticen la calidad de condiciones para los visitantes.

Localización

Las Islas Kuriles, se encuentran ubicada al nordeste desde Hokkaido hasta la península de Kamchatka, que separa el mar de Ojotsk del océano Pacífico Norte.

Históricamente las Islas Kuriles, fueron habitadas por loa aborígenes ainúes hasta que fueron expulsados en el siglo XVIII por los rusos. Para 1875 Japón había obtenido el control de estas islas a cambio de ceder la isla de Sajalín a Rusia y así fue, solo que este país tras la Segunda Guerra Mundial las capturo por medio del Tratado de San Francisco y fueron unidas a la extinta Union Soviética. Sin embargo, Japón posee algunos controles en islas más meridionales conocidas como Territorios del Norte, que comprenden las islas Kunashiri, Etorofu, Habomai y Shikotan.

En cuanto a su geografía, su fama se debe a su niebla, con alta riqueza en algas y pescado, además de tener un cono volcánico casi perfecto donde geológicamente son un arco insular formado por las placas tectónicas oceánicas.

Mapa

Los mapas son una herramienta fundamental para buscar y llegar a un destino determinado; su importancia histórica ha sido relevante para los descubrimientos de todas las regiones en el mundo; de esta manera, aquellos interesados en saber la ubicación de un lugar en particular, en este caso las Islas de Kuriles, es necesario que observen el siguiente mapa:

Actualmente, existen disputas por el territorio debido a las declaraciones emitidas por ministro de Relaciones Exteriores de Japón donde expone en un estatuto el regreso de las Islas Kuriles a su país, aumentando de esta forma las tensiones en cuanto relaciones diplomáticas entre Rusia y Japón.

Por otro lado, Rusia rechaza tal reclamo ya que llama a tomar en cuenta las resoluciones emitidas por las Naciones Unidas al finalizar la Segunda Guerra Mundial, en donde existe una afirmación de la soberanía de estos territorios a favor de Rusia, siendo herencia de la antigua Union Soviética, que fue legada a esta nación.

A todo esto, el ministro japonés respondió sobre un dialogo que se retomó en el año 2015 después de 70 años trascurridos desde la finalización de la Segunda Guerra Mundial. Dicho dialogo continuo la disputa insular, sin embargo, lograron firmar un tratado de paz que involucre otros temas, pero los reclamos por el territorio, todavía siguen vigentes.

Lugares turísticos

Al viajar a las Islas Kuriles, se puede decir que son desoladoras ya que su clima extremo no permite que habite mayor cantidad de personas, sus escasas conexiones con el continente y el aumento de todos los productos importados de a las islas, hacen que están tenga muy poca población.

Hoy en día, Kuriles posee 20 mil rusos, para sobrevivir aquí la persona debe adaptarse al clima, además de aceptar que esta isla es una zona de frecuentes amenazas naturales como terremotos, tsunamis y las famosas erupciones volcánicas de las cuales estas fueron creadas.

Esta cantidad de habitantes vive en tres ciudades del archipiélago: Severo, Kurilsk y Yuzhno, las dos primeras son ciudades oficiales a pesar de que la última posee mayor número de habitantes. Igualmente, se pueden encontrar aldeas pequeñas que normalmente es habitado por pescadores en verano una vez que se ha ido el invierno.

Severo-Kurilsk, Paramushir

Esta isla sería la primera parada de las Islas Kuriles, ya que el viaje dura una noche tomado desde la capital del archipiélago Kamchatka. No hay aeropuerto por lo que se recomienda disfrutar de la estadía en el barco, para poder llegar, se necesita un permiso de las autoridades registrado como un funcionario local para que le permitan la entrada a una persona ajena a la isla, debido a los conflictos que sostienen con Japón.

En este lugar, hubo un tsunami en 1952 borrando las islas del mapa y diezmando a la población; este hecho se mantuvo en secreto por la Unión Soviética hasta que un archivo desclasificado salió a la luz en la década de los noventa, se reconstruyo la isla en un lugar más lejano de la costa para la seguridad de todos, después de la catástrofe que aún sigue en la memoria de sus habitantes.

Las ruinas que dejo el tsunami, siguen presentes en algunas infraestructuras que prevalecen en mal estado; de esta manera, puede notarse el total abandono y decadencia de esta ciudad. Una vez reformado, es un lugar hermoso donde se puede conseguir varias tiendas, monumentos, colegios, parques, guarderías, salón de belleza, ambulatorio y una iglesia, además, un hotel que sirve para alojar a pocos huéspedes. A pesar de que no posee las comodidades como muchos quisieran, posee todo lo básico para vivir en él.

Paramushir es una isla volcánica, el carbón desde siempre continúa siendo el producto más utilizado para la calefacción de la isla; a pesar de la existencia de varios inventos en la época de la Union Soviética, ningunos fueron utilizados para usar la energía geotermal que permitiría calentar los hogares.

El volcán Ebeco, es uno de los lugares que serviría de turismo, sin embargo, esta actividad no avanza en las Islas Kuriles a causa del clima, la lluvia y los vientos fuertes que aquí se presentan. Muy pocos son los turistas que llegan a él, con intenciones de vivir una experiencia única.

Por otra parte, se encuentra la isla vecina llamada Shumshu el único archipiélago llano que posee las Islas Kuriles, tiene increíbles lugares pintorescos que permite que la visita sea amena y se disfrute de los paisajes que ofrecen.

Isla Iturup

Este archipiélago es el más grande de las Islas Kuriles, posee una superficie de 3.139 kilómetros cuadrados y el centro administrativo es la ciudad de Kurilsk, ya que forma parte del óblast de Sajalín, Rusia. Actualmente Japón reclama la soberanía, en este lugar se encuentra un campo de aviación militar y en el año 2006, fue reconocida como el mayor complejo del tratamiento de pescado que tiene Rusia.

Kunashir

Es una isla que se encuentra en el archipiélago de Kuriles que es controlado actualmente por Rusia; cuenta con una superficie de 1.490 kilómetros cuadrados y esta es otra de las islas, de las cuales Japón reclama su soberanía. Su centro administrativo es el asentamiento de tipo urbano Yuzhno-Kurilsk, del óblast de Sajalín.

Su historia data del siglo XVIII, en 1789 cuando este archipiélago fue lugar para la batalla Menashi-Kunashir, en la que los aborígenes ainus, se rebelaron contra los colonos y comerciantes japoneses. Iniciando el siglo XIX, un navegante ruso realizó un mapa de la isla y fue puesto prisionero por violar la ley que prohíbe la entrada de extranjero en territorios de Japón.

Un día antes de que se produjera la rendición de Japón en la Segunda Guerra Mundial, y después de que Rusia le declara la guerra en 1945, se produce la anexión de las Islas Kuriles y los demás territorios a la Unión Soviética, en la que actualmente Japón sostiene la disputa por motivos históricos. En el año 2010, el presidente de Rusia Dmitri Medvédev visitó este archipiélago, siendo el primer dirigente ruso que se traslada a las Islas Kuriles.

Shikotan

Esta isla posee 250 kilómetros cuadrados y pertenece a las Islas Kuriles, controlada por los rusos; este es otro de los territorios en disputa con Japón y en ella se encuentra dos islas pequeñas llamada Krabozavódskoye y Malokurílskoye donde óblast de Sajalín ejerce la administración.

Jabomai

Islas Jabomai, está compuesta por varias islas que pertenecen a Kuriles; cuenta con una superficie de 97 kilómetros cuadrados y es otro de los territorios reclamados por parte de Japón. Igual que las otras, administrativamente se encuentran controladas por el óblast de Sajalín.

Todas las islas que contempla Kuriles, son controladas por los rusos y sostienen una disputa desde hace mucho tiempo. Todavía es imposible cuando ellos se tendrán un resultado favorable y de paz para los dos, aunque Rusia, rechaza rotundamente la entrega de dichas islas al país japonés.

Paramushir

Esta isla posee una superficie de 2.053 kilómetros cuadrados y forma parte de las Islas Kuriles, controlada administrativamente por el óblast de Sajalín. Al igual que las otras islas que forman parte de la Federación de Rusia.

Isla de Sajalín

Sajalín es otra isla controlada por Rusia, al igual que las otras en materia administrativa se encuentra regida por el óblast de Sajalín cuya capital es Yuzhno-Sajalinsk. Su forma es alargada, con una superficie de 76.400 km y mide 1000 kilómetros de norte a sur y entre 30 y 160 km de este a oeste.

Según los análisis del censo realizado en el año 2005, la isla contaba con 673.100 habitantes. Según la historia de esta isla se tiene la dinastía Ming (denominada como una de las eras mayores de gobierno disciplinado y de estabilidad social de la historia humana) envió 400 soldados en 1616 al archipiélago. Para este tiempo el Imperio Qing también reclamaba la soberanía sobre la isla cuando esta se encontraba dominada por China. En el Siglo XVII hubo intentos de Rusia y Japón por colonizar la isla, sin embargo, la ocupación japonesa se estableció en 1679 al igual que los exploradores rusos.

Algunos cartógrafos realizaron el mapa de la isla y en 1686 hubo un acuerdo llamado Tratado de Nerchinsk donde se reafirmaba que la Isla Sajalín formaba parte de China. A mediados del siglo XIX, Japón proclamo la soberanía sobre esta isla, pese a esto, igualmente los rusos establecieron instalaciones administrativas, prisiones, iglesias, escuelas y más en las minas de carbón.

Luego de esto, Japón y Rusia firmaron el Tratado de Shimoda sin tomar en cuenta a China, que contemplaba que los ciudadanos de ambas nacionalidades podían habitar la isla, colocando lo siguiente los rusos hacia el norte y los japoneses hacia el sur sin establecer una frontera definida entre ambos.

Después de la Guerra del Opio, Rusia firma con China el Tratado de Aigun donde este renunciaba a Sajalín y otros territorios; a partir de aquí los rusos establecen una colonia penal en 1857, hasta que en 1875 en el Tratado de San Petersburgo, las Islas Kuriles pasan a ser solamente de Rusia, ya que Japón se la cedería tras rendirse en la Segunda Guerra Mundial.

Actualmente, los japoneses habían realizado la solicitud a Rusia para la compra de esta isla, donde dicha propuesta fue rechazada. En 1995, esta isla sufrió un terremoto dejando 3000 muertes y otro sucedido en el 2007, donde refloto tres kilómetros de suelo marino, convirtiéndola en tierra seca.

Desde la década de los años noventa, Sajalín vive de la prospera explotaciones de gas natural donde su principal comprador es el país japonés; el turismo es una actividad poco desarrollada en la zona a pesar que a veces realizan visitas por el territorio. A pesar de todos los conflictos que posee Japón con Rusia con respecto a las Islas Kuriles, estas no han sido reclamadas por el país nipón.

En esta isla se puede conseguir una raza de gato originaria de la isla llamada bobtail de las Kuriles y en 1983 derribaron el vuelo 007 de Korean Air Lines en esta isla. En cada una de las islas han ocurrido una serie de sucesos que le imprimen una característica única al lugar, teniendo muchas razones para ser peleadas hoy en día, ya que contribuye a la economía de los países por las reservas de carbón y gas natural que esta posee, que a lo largo de la historia siempre han tenido un gran interés para estos, que ahora supone un conflicto de nunca acabar.

Conflicto entre Rusia y Japón

Este conflicto empieza desde el 08 de agosto de 1945, cuando Rusia le declara la guerra a Japón para cumplir ante las obligaciones de los Aliados; la duración de dicho encuentro no llego a un mes y el ejército rojo ejerció el control de las Islas Kuriles y Sajalín, que a partir de allí comenzaron con las creaciones de infraestructuras administrativas necesarias para establecerse en el territorio.

El fin de la guerra se vio marcado por la firma del Tratado de San francisco el ocho de septiembre de 1951, Japón con las fuerzas aliadas, mas no la Unión Soviética. Dicho tratado supuso el desprendimiento de Japón de las Islas Kuriles y Sajalín, cediendo todos sus derechos del territorio según el Tratado de Portsmouth en 1905. La razón por la que la Union Soviética no firmo el acuerdo, fue por una resolución que saco el Congreso de Estados Unidos en la que esta se excluía de alguna jurisdicción del archipiélago Kuriles.

Después de esto, los japoneses enseguida iniciaron el reclamo sobre las islas. Ante de la desaparición de la Unión Soviética, esta había ofrecido firmar un acuerdo de paz en la que contemplaba unos cambios, ellos por su parte cedían la soberanía a Japón de las islas Jabomay y Shikotán por reconocer la soberanía de la URSS sobre Kunashir e Iturup. Sin embargo, dicho acuerdo no pudo firmarse debido a la presión ejercida por Estados Unidos hacia Japón, amenazando de quitarle la isla de Okinawa.

Durante el siglo XX, Japón seguía con los debates sobre la pertenencia de las Islas Kuriles, a eso el gobierno soviético no quiso negociar por lo que considero a Kuriles como parte de su país. Después de la disolución de la Union Soviética, Rusia fue capaz de reconocer aquellos acuerdos anteriores como parte del compromiso que terminaron en la guerra soviético-japonesa.

Por ahora, Kuriles sigue siendo parte de Rusia y por otro lado Japón sigue reclamando la soberanía del territorio. A pesar de todo el tiempo que ha trascurrido en este conflicto, no se sabe cuándo podrá terminar ya que los japoneses consideran a las Islas Kuriles como parte de su historia, ante esto Rusia indica que debe respetarse los resultados de la Segunda Guerra Mundial, negándose a debatir sobre la pertenencia del archipiélago.

De esta manera, las Islas Kuriles fueron utilizadas en su mayoría para establecer bases militares rusas con el objetivo de disuadir a Japón de un conflicto directo; además, que estas recibirían la ayuda directa de Sajalín, aunque cuenta con doce tanques, misiles antiaéreos y antibuque, varios helicópteros y otros tipos de armamentos. Se debe tomar en cuenta, que Japón probablemente no quiere solucionar esta disputa por la vía militar, ya que poseen un artículo en la que rechazan ese tipo de actos bélicos.

Sin dejar de recordar por qué Rusia entro en guerra con Japón, fue precisamente porque los Aliados exigieron la declaración de guerra para reconocer la soberanía de la URSS en cuanto a esas islas. Hoy en día Rusia tilda de lamentable que se revisen los hechos sucedidos en la Segunda Guerra Mundial, donde evidentemente perdieron la guerra y con esta los territorios que ahora reclaman. (ver articulo: Maldivas)

Isla de Atlasov

Es otro de los archipiélagos que pertenecen a las Islas de Kuriles; se encuentra deshabitada y se localiza en las aguas del mar de Ojotsk siendo controlada por la Federación Rusa. Su superficie es de 119 kilómetros cuadrados y es la protagonista de innumerables leyendas.

Sus características inician con su origen volcánico donde su cono alcanza una altura de 2.339 metros; se encuentra compuesto de 56 islas con volcanes, vegetación exuberante y peñascos rocosos en la que su belleza destaca por sus costas, climas y otras atracciones que pueden observarse al llegar a la isla.

Esta zona tiene una gran intensidad sísmica, posee lagos, ríos, manantiales de agua caliente formados por la actividad geológica, donde los inviernos son fuertes y extensos.

Terremoto en las Islas Kuriles

El 13 de octubre de 1963 se produjo un terremoto en las Islas Kuriles, con una magnitud de 8,5 donde seis días después se produjo otro de 7,8 ambos fenómenos, terminaron en tsunami que provoco la desaparición de la gran mayoría de la población.

Esta isla se encuentra ubicada en el Cinturón de Fuego del Pacífico, que se encuentra formado por la zona de subducción que permite que sea una zona muy afectada por grandes terremotos. La ola que se presentó en ese tsunami, fue de 4,5 metros a nivel local. Este tsunami pudo observarse en otros países como México, Hawái, California, Canadá, Alaska y muchas islas que se encuentran en el Océano Pacífico. (ver articulo: Lanzarote)

Turismo

La isla Sajalín que forma parte de las Islas Kuriles posee dos reservas naturales, especialmente para proteger y procrear especies; por otro lado, posee un Parque Nacional y 47 monumentos naturales, en cuanto a esto, pueden localizarse en esta isla en la que es posible encontrar diversos erizos de mar, estrellas de mar y crustáceos subtropicales en este lugar.

Los visitantes suelen disfrutar de sus acantilados hermosos, observar las numerosas colonias de aves y las diferentes zonas climáticas que suelen encontrarse mientras se recorre la isla. La Oficina Nacional de Turismo que tiene Rusia, brinda la oportunidad de realizar una excursión en la isla durante los meses de diciembre hasta abril, para aquellos amantes de esquí y la pesca sobre hielo.

Mientras que, en los meses de mayo y junio, el país invita a la práctica de rafting cuando la nieve se derrite y los ríos crecen y de junio hasta octubre, ofrece excursiones de senderismo para visitar los alrededores de los faros de la isla, así como las islas Tyuleny y Moneron. Los rusos siguen intentando impulsar el turismo en la isla y brindarles a los visitantes la oportunidad de disfrutar de una aventura única en el país.

Otros de los proyectos que había presentado Japón a Rusia, era la de construir invernaderos y tecnologías necesarias para garantizar el cultivo de fresas en las Islas Kuriles, que también es llamada la isla de la Discordia; de esta manera, espera recibir el apoyo del país local, así como los vecinos de la isla para comenzar la producción, incluso los ingresos pueden ser favorables para ambos países ya que la misma puede ser transportado a otras islas.

A pesar del buen proyecto presentado por Japón, existen otras diferencias en cuanto a las relaciones diplomáticas que ambas naciones sostienen. Sin embargo, el presidente ruso elaboro una lista con los proyectos en materia de agricultura, cultivos y energía eólica que puede acabar con un tratado de paz, que permita el desarrollo de la cooperación económica entre ambos países. (ver articulo: Isla Reunión)

Las islas Kuriles, conforma un importante sitio estratégico para cualquiera de los dos países que actualmente se encuentran en disputa; según la historia, este archipiélago tuvo varias ocupaciones con el fin de obtenerlas y desarrollar sus bases militares en la zona. Hoy en día, Rusia ha establecido su base militar en la isla con algunas armas, para responder a un futuro ataque que haga Japón en cualquier momento para recuperar el territorio.

Sin embargo, las leyes japonesas prohíben la participación en actos bélicos que solo dejan daños y desolación en las naciones. Es importante acotar, que la economía está basada en varios minerales que forman parte de la reserva natural que esta posee y que esta no se encuentra mayormente habitada, porque las condiciones climáticas no permiten sobrevivir en un lugar donde los servicios son básicos y los problemas de comunicación son interminables.

Las Islas Kuriles, se encuentran muy lejos de Japón y de Rusia, por esa razón, las comunicaciones han sido muy difíciles para conectar el continente, ya que no existen aeropuertos que ofrezcan vuelos directos hacia el archipiélago. La historia de esta isla, está llena de conflictos, de guerras que cambiaron el rumbo y destino de las mismas.

Al pasar el tiempo, cada región va cambiando conforme se vaya manejando las situaciones que ocurren en ella; la llegada de extranjeros a un lugar determinado, deja huellas en todos los aspectos: cultural, político, económico y social. Desde los primeros pobladores y los siguientes descubrimientos han dejado huellas e informaciones que han servido actualmente para delimitar o saber precisar lo que pasa en esta época.

Los avances de cartografía en el siglo XVI, fue muy fundamental para todos los exploradores interesados en descubrir algún lugar que le proporcionara una economía sólida y muchas riquezas para ofrecerlas a los reyes, cuando dominaban las regiones antes de su independencia. (ver articulo: Islas en España)

Actualmente la isla, como se ha dicho anteriormente se encuentra en disputa, pero ambos mandatarios han hecho los esfuerzos para mantener una relación cordial y de paz para llegar a un resultado favorable para ambas naciones.

Los intereses económicos y sus aguas que ofrecen una variedad de recursos son uno de los aspectos que caracterizan a las Islas Kuriles, que la hace atractiva e interesante para varios países. La Unión Soviética, jugo un papel fundamental en la obtención de estos territorios que fueron heredados por Rusia después de su disolución, tomando en cuenta que las políticas utilizadas por este régimen fueron bastantes extremistas, en una época llena de muchos conflictos e intereses que hicieron tomar acciones que actualmente, muchos han tenido que lamentar.

Aunque la isla no es muy bonita como para implementar el turismo, tiene su carácter y sus zonas volcánicas forman parte del senderismo que se puede visitar ahora, solo que deben ir adaptados al clima que suele ser muy duro durante todo el año.

Dejar Comentario