≡ Menu




Islas Filipinas: historia, ubicación, ¿Cuáles son? turismo, playas y más

El archipiélago de las islas de Filipinas fue descubierto en 1521 por el navegante portugués Fernando de Magallanes. Está separado de la isla de Taiwán por el estrecho de Luzón, en pleno cinturón de fuego del Océano Pacífico.

Islas Filipinas-02

Es un país rico en recursos naturales, con una de las mayores biodiversidades del mundo. Mantiene un conflicto armado entre grupos rebeldes y el Gobierno filipino, que data de mucho tiempo atrás, conocido como el “conflicto moro”.

¿Dónde están las Islas Filipinas?

En filipino se llama Repúblika ng Pilipinas, nombre que se le otorgó en honor al Rey Felipe II de España. Su ubicación y límites son: Sudeste Asiático en el Océano Pacífico, limita por el oeste con el mar de la China Meridional y Vietnam, por el norte con la Isla de Taiwán, solo separado por el estrecho de Luzón.

Por el este con el mar de Filipinas, con la Isla de Borneo por el suroeste y por el sur el mar de Célebes, que lo separa de otras islas de Indonesia. Es el más septentrional del archipiélago Malayo.

Al sur de Filipinas hay una línea imaginaria, la línea de Wallace, que delimita biogeográficamente a las regiones de Asia y Australia. Esta línea atraviesa las islas de Bali y Lombok, por el este de Java, sigue hacia Borneo en el oeste y las Célebes, para llegar al sur de Filipinas.

Islas-Filipinas-03

Breve reseña histórica sobre  las Islas Filipinas

Filipinas es un país insular del sudeste Asiático, poseedora de una de las más grandes zonas de biodiversidad del mundo y muy propenso a terremotos y tifones, debido a su estratégica ubicación en el cinturón de Fuego del Pacífico. Es un archipiélago compuesto por 7.107 islas que se clasifican en tres grupos: Isla de Luzón, Islas Visayas o Bisayas y la Isla de Mindanao. La capital de Filipinas es la ciudad de Manila. (ver artículo: Luzón, Filipinas)

Origen

Los primeros habitantes de Filipinas pueden haber venido del continente asiático, hace más de 300 mil años. Sin embargo, los datos más conocidos indican, que hace más de 25 mil años vivió el pueblo Aeta sin sufrir modificaciones étnicas, hasta que llegaron los primeros inmigrantes a las islas.

Empezaron a llegar migraciones desde Malasia, Indonesia, Japón y China, entre los siglos II y XV de nuestra era. Por esta razón Filipinas está mezclada cultural, religiosa y étnicamente  con el llamado “mundo indio”, conocido así a países de Asia meridional y sudeste asiático, que mantenían importantes vínculos comerciales, religiosos y culturales con la India.

Colonización española

En el año 1521 llegó el navegante portugués Fernando de Magallanes a las Islas Visayas, quien venía en misión encomendada por el reino de España. Fue asesinado en la Isla de Mactán por Lapu Lapu y sus hombres, jefe indígena de la isla.

Posteriormente, con la llegada de Miguel López de Legazpi en 1565, también enviado por el Virrey de Nueva España, se construyó el primer asentamiento español en la Isla de Cebú.  López de Legazpi fue el fundador de la ciudad capital, Manila, en 1571, convertida después en importante centro administrativo y económico de los colonizadores españoles.

Los islámicos o musulmanes tenían el poder en el sur de las islas, pero con los tres siglos de colonización española, se fue marcando la influencia hispano-asiática, tanto en el arte, la música, costumbres, gastronomía y por supuesto, la religión católica. Se originó una variante del idioma español, mezclado con el filipino, con gran repunte en la segunda mitad del siglo XIX y principios del siglo XX. (Ver artículo: Comoras)

Islas-Filipinas-04

Galeón de Manila

Galeón de Manila

Al conocerse  las vías marítimas posibles entre América y Filipinas, los españoles establecieron una ruta regular entre Manila y Acapulco (México), la cual se llamó la Nao de China o Galeón de Manila. De esta manera, Filipinas fue gobernada desde México, tiempo en el que las islas fueron duramente castigadas por chinos, holandeses, portugueses e ingleses, llegando éstos últimos a controlar el poder por un cierto tiempo.

Revolución

La Revolución filipina surgió a finales del siglo XIX, apoyada por la “clase ilustrada” que estaba formada por intelectuales criollos, nativos y mestizos, educados en el país, además de los Estados Unidos. Después en la Guerra hispano-estadounidense, las islas fueron cedidas por España a los Estados Unidos en 1898, con sobrada ventaja, utilizando una moderna marina que España no pudo enfrentar.

Aunque se dice que en el Tratado de París, del 10 de diciembre de 1898, cuando llegaron a un acuerdo de paz, Estados Unidos le pagó unos 20 mil dólares al gobierno español, para que cedieran el archipiélago. Esto no quedó allí y se desató la Guerra filipina-estadounidense, ganando éstos últimos en 1903 y manteniéndose en el poder hasta la II Guerra Mundial en 1946. (Ver artículo: Islas Mauricio)

Con esta dominación estadounidense se puso fin a la lograda Primera República de Filipinas e igualmente la abolición de la Constitución de Malolos, sustituida por la del Presidente norteamericano Franklin D. Roosevelt, en 1935. La Constitución de Malolos estaba escrita en español y establecía legalmente al idioma español como propio y unificador de las Filipinas.

Invasión 1.945

II Guerra Mundial e Independencia

Los japoneses invadieron a Filipinas durante la II Guerra Mundial y se mantuvieron en el poder desde 1942 a 1944. El General Mc Arthur logró liberar al país y las Filipinas decretaron su independencia plena en 1946. Había una clase terrateniente que se apoderó del gobierno sucediéndose a sí mismo hasta 1972.

En el año 1986, con Ferdinand Marcos de presidente, las fuerzas opositoras al gobierno se rebelaron y lo derrocaron, obligándolo a fugarse a la isla de Hawái. Empezó un período de recuperación de las instituciones democráticas, aunque siguieron serios problemas con las esferas militares por la situación económica del país.

Tomó el poder el ministro de Defensa, quien impulsó la economía atrayendo inversiones extranjeras y acabando con la corrupción. También consiguió un acuerdo de paz con la guerrilla musulmana, quienes se mantenían en posición conflictiva desde el año 1969, a los que les concedió una cuota de autonomía en las provincias de Mindanao. Más, no todos los sectores políticos estuvieron de acuerdo y no firmaron, por lo que el problema está latente aun, al sur del archipiélago, en nuestros días.

Manila, Filipinas

Filipinas hoy

Según datos actuales (2018), Filipinas tiene una población de 105.628.893 habitantes, de los cuales el 50,1% es de sexo masculino y el 49,9% femenino. Es un país recientemente industrializado con constante crecimiento a raíz de la obtención de su independencia. La cultura del país es un legado de todas las etnias que habitaron en distintos períodos históricos del país.

Hay una combinación de indígenas prehispánicos con influencia china e hispánica, como resultado de la presencia española por más de tres siglos. Esta diversidad se ve reflejada en su música, gastronomía, arte, bailes y otras manifestaciones culturales. Igualmente, en la religión, con el predominio del catolicismo y el legado arquitectónico de las islas, donde resaltan las casas e iglesias de estilo colonial.

La palabra y nombre del archipiélago, Filipinas, proviene del nombre del rey de España, Felipe II. En 1542 el explorador español Ruy López de Villalobos llamó “Felipinas” a las islas de Leyte y de Sámar, nombre que fue luego alterado y se empezó a llamar “Las Islas Filipinas” a todas las islas del archipiélago. Este nombre también fue modificado varias veces, sujeto a los acontecimientos vividos por las islas.

Con la revolución filipina, proclamaron al archipiélago como “República Filipina”, los estadounidenses lo llamaron “Republic of the Philippines” traduciéndolo a  la lengua inglesa y finalmente, después de independizarse, el nombre oficial es “República de Filipinas”, sin las “las” adelante.

¿Cuántas islas tiene Filipinas?

En sus 300 mil km2 Filipinas abarca un total de 7.107 islas, distribuidas en tres grupos: Luzón, Visayas y Mindanao. Limitan por el norte con Taiwán, el Mar de Filipinas por el este, el Mar de la China Meridional por el oeste y el Mar de Célebes por el sur.

Su población supera el centenar de millones y sigue creciendo vertiginosamente, a lo largo y ancho del globo terráqueo. Por lo menos un millón de filipinos emigran a trabajar al extranjero. Se hablan dos idiomas, el inglés y cientos de dialectos más que reflejan las huellas dejadas por los pobladores que se asentaron hace siglos en estas tierras.

Sus tres grandes zonas geográficas son tan diferentes entre sí que pareciera que se recorren diferentes países a la vez. Desde los arrozales en Luzón, al norte de Filipinas, a las mezquitas de Mindanao, recorriendo pueblitos de estilo español, especialmente en las islas Bisayas.

Bangka

Isla Palawan

Es la quinta isla de más extensión y provincia más grande de Filipinas. Es considerada una Reserva de la Biosfera, con sus 1.768 islotes, todos rodeados de corales. El Parque ubicado en ella, el Parque Nacional Marino del Arrecife de Tubbataha, está inscrito en la UNESCO como Patrimonio Mundial de la Humanidad, desde 1993, así como en 1999 lo fue también el Parque Nacional del Río Subterráneo de Puerto Princesa, al noroeste de la capital de la isla.

Selvas tropicales, playas de blanca arena con fondos marinos realmente transparentes, convierten esta isla en una especie de cuadro irreal, salido de un cuento. Es un lugar remoto, al  que se llega luego de atravesar largos trayectos en bangka, un tipo de transporte marítimo usado en la isla.

En esta parte se encuentran El Nido y Taytay, cuya atención se centra en los acantilados de piedra caliza y su gran número de peces y corales tropicales. Hay cinco especies de tortugas marinas que lamentablemente se encuentran en peligro de extinción.

Isla de Palawan

Isla de Linapacán

Es un municipio de la provincia de Palawan, repartida en cuatro barrios: San Miguel, al este; San Nicolás al sur; Maroyogroyog al norte; y Nueva Culaylayán (New Culaylayan) al suroeste,  y frente a la isla de Calibanbangán. Cuenta con una superficie de 195,4 km2.

En el barrio o población de San Miguel están las islas de Patayo, Maapdit e Ile, hacia el este y Pangititán en el norte. El barrio de San Nicolás con sus islas adyacentes de Osón y Tondaje, al oeste de la bahía sur, conjuntamente con las islas de Cagdanao, Lacalaca, Manlihán y Gintu, por el frente de Calibanbangán.

Isla de Puerto Princesa

A esta isla muchos la llaman o la califican como la más bonita y atractiva de Filipinas. Este título se lo ha ganado gracias a su conservación y protección a sus recursos naturales. Es un refugio ecológico, con la metrópolis más verde del país asiático. Muchos años atrás, los españoles la bautizaron como la Princesa de los puertos, de donde provino su nombre, cuando vieron esa hermosa creación natural, con ríos y cascadas, abundante flora.

Es la capital de Palawan, cuya belleza no pasa desapercibida, viendo su forma alargada y fraccionada en los extremos, como un rompecabezas de islotes y cayos, digna de fotografía y asombro ante tanta perfección. Tiene mucha vida social y cultural, destacando el Café Art Gallery, el centro cultural más famoso de la ciudad.

A menudo se celebran conciertos de rock étnico, sesiones de poesía y otras actividades literarias. De su puerto salen excursiones hacia las maravillosas aguas del Mar de Sulú, entre ellas las islas Cuyo y los arrecifes de Tubbataha.

Puerto Princesa

Islas Boracay

Hace pocos meses, exactamente en abril de 2018, el presidente de Filipinas, Rodrigo Duterte, se vio en la obligación de ordenar el cierre por seis meses de la isla de Boracay, grave decisión, tomando en cuenta que es uno de los principales destinos turísticos de Filipinas.

Pero tuvo una razón bien fundamentada, según el mandatario la isla es una “cloaca”, por el alto grado de contaminación de sus aguas, producto de las irresponsables acciones de muchas empresas en la isla, que han vertido sus aguas residuales directamente en el mar.

Ubicada a unos 310 km al sur de Manila y 2 km del noroccidente de la isla de Panay y con unos 3.500 km2 de extensión, Boracay es uno de los destinos preferidos de los turistas que llegan a Filipinas año tras año. El año pasado, 2017, recibió nada más y nada menos que dos millones de visitantes.

En el año 2016 fue catalogada como la mejor isla del mundo por los Choice Awards de Condé Nast Traveler. Se divide en los barangayes de Manoc-Manoc, Balabag y Yapak, controlada administrativamente por el Philippine Tourism Authority, conjuntamente con el gobierno provincial de Aklan.

Su playa principal de finas arenas y aguas cristalinas, White Beach, fue considerada como una de las mejores del mundo. En Boracay la mayoría de sus habitantes habla el inglés, en forma básica, mientras que su idioma es el tagalo y sus ancestros hablaban el idioma ati.

Isla blanca

Situado frente a la costa de la isla volcánica de Camiguin, en Filipinas, está un pequeño banco de arena blanca deshabitado, que atrae a miles de turistas año tras año. Se accede sólo a través de botes, no hay árboles ni refugios o edificaciones fijas, además de que la isla en forma de herradura, cambia de forma, sujeta a los vaivenes de  las mareas.

Islas Bisayas o Visayas

Son varias islas bordeadas por el mar de Bisayas. Forman parte de las tres regiones geográficas en las que se divide Filipinas, junto a Luzón y Mindanao. Sus principales islas son: Panay, Negros, Cebú, Bohol, Leyte y Sámar. Además hay dos islas más en las que sus habitantes se identifican como bisayos, ellas son Masbate y Romblón.

Isla Leyte

Está localizada en las Islas Bisayas Orientales. Tacloban, su principal provincia ocupa los tres cuartos de la Isla de Leyte, por el lado septentrional. Es una isla llena de interesantes datos históricos, ya que allí fue donde llegó el capitán Douglas MacArthur para iniciar la reconquista de la isla frente los japoneses.

En su honor se erigió un monumento en el mismo lugar donde desembarcó, en la playa de Palo, un 20 de octubre de 1944, junto a su ejército.

Puente San Juanico

Sitio obligado de visitar y transitar es el puente de San Juanico, que conecta a la isla de Leyte con la isla de Sámar. Forma parte de la red de carreteras que se han venido desarrollando en todo el país, como plan de mejoras para atraer y beneficiar a los turistas, que cada año va aumentando. Es, hasta ahora, el más largo y más hermoso de los que se han construido en toda Filipinas.

La isla se divide en dos grupos, por el oeste y el sur están los cebuanos y por el norte se encuentran los samareños. Sus ciudades son Ormoc, Tacloban y Baybay.

Isla Sámar

Es una provincia de Filipinas, de las Islas Bisayas o Visayas Orientales. Su capital es Catbalogan, se divide en Sámar del Norte, Sámar Occidental y Sámar Oriental. Al sur de la isla está el golfo de Leyte, de la cual se encuentra separada por el estrecho de San Juanico y al cual se puede llegar atravesando el puente del mismo nombre. Sámar es la cuarta isla más grande de Filipinas y la mayoría de sus pobladores habla el idioma samareño.

Isla Siargao

Otro edén o paraíso sin explotar de las islas de Filipinas es la Isla Siargao. Con lagunas colosales, manglares y exuberantes campos de palmeras, con aguas variopintas que son el sitio por excelencia para los amantes del surf.

En esta isla se mezclan la pasión por las tablas de surf, la música, cultura, yoga y mucha naturaleza.  Sus habitantes, muy atentos, hablan en cebuano, segundo idioma de Filipinas, que le sigue al Tagalo, propio de las islas Bisayas, aunque la mayoría se desenvuelve muy bien con el inglés, pero con unas tres mil palabras en castellano.

Siargao

La isla de Siargao tiene una forma de lágrima y está al suroeste de Filipinas. Desde la década de los 80’ fue descubierta por los surferos, quienes se concentran allí en los mejores meses de verano para disfrutar de este bello paisaje y aguas de ensueño.

Ellos descubrieron la famosa “ola tubera”, la cual rompe en un arrecife de coral y bautizaron con el nombre de Cloud 9, debido a que era la marca de una barra de chocolates y la imagen con el número nueve (9) invertido se asemeja a la forma de esa impresionante ola.

Los manglares son otro gran atractivo de la isla, en el municipio El Carmen, el cual es un bosque de 4.200 hectáreas, con muchas especies endémicas de fauna marina y flora, algunas de ellas en peligro de extinción. Hay una inmensa laguna, la Sugba Lagoon, de un indescriptible color aguamarina, precioso, la cual tiene formaciones kársticas que asombran al visitante.

Desde el cielo, antes de aterrizar la vista es realmente sorprendente y alucinante. Mucho mejor son las piscinas naturales que se forman cuando baja la marea, llamadas rockpools de Magpunpungko, es un regalo de la naturaleza, como si no tuviera otras joyas esta bella isla. Hay unas cuevas hacia Sohoton, una zona más alejada, en las que se puede nadar junto a cientos de medusas inofensivas. Realmente todo un lujo…

Isla Apo

Isla Apo

La Isla Apo es una isla volcánica muy pequeñita, a 7 km de la Isla de Negros por el oeste y la Isla de Siquijor, por el este. Sólo tiene 74 hectáreas  y no llega a 1000 habitantes. De norte a sur tiene 1,5 km y 1 km de este a oeste; está en el municipio de Dauin, es uno de los 23 barangays (aldeas) de la municipalidad, perteneciente a la provincia de Negros Oriental. Es frecuente el racionamiento de la electricidad en la isla, durante todo el día.

En esta isla tan pequeña hay mucho que ver y disfrutar. Su hábitat marino es una reserva protegida por el Servicio Nacional Integrado de Áreas Protegidas (NIPA), bajo la jurisdicción de la Junta de Manejo de Áreas Protegidas. Es muy frecuentada por surfistas, para lo cual la isla está preparada con dos centros de buceo de buena calidad, en dos resorts de Apo, el Apo Island y el Lodge Liberty.

Asi mismo hay una estación de guardaparques y un Faro, desde el que se puede contemplar el amanecer desde las alturas, todo un espectáculo. En sus aguas cristalinas hay un universo viviente, de unas 285 especies de peces y 197 de corales.

Los buceadores se dan banquete viendo tiburones ballena y martillo, peces pelágicos y rayas gigantes y en las islas cercanas hay gran variedad de tortugas y aves, entre ellas la paloma de Nicobar, de tamaño similar a un pollo, la cual está en vías de extinción.

Isla Siquijor

Siquijor está en las Islas Bisayas centrales, al sur de Isla Cebú.  Los filipinos la consideran una isla llena de brujería y misterios, posiblemente por su fama de tener sanadores en las montañas. Es de las menos visitadas por los turistas, tiene dos puertos, el de Siquijor y Larena.

Isla de Cebú

Está ubicada al sur de las Bisayas centrales, llamada también La Reina del Sur. Es la isla principal de la provincia de Cebú, del archipiélago de las Bisayas, Filipinas. Se encuentra ubicada entre las islas de Luzón, Bohol y Leyte, separadas por el estrecho de Cebú. Está a una distancia de 392 millas de Manila.

Tiene 4.422 km2 de extensión ocupando el noveno puesto en tamaño del archipiélago. De norte a sur cubre 225 km y de este-oeste unos 35 km de ancho. A sus habitantes se les llama cebuanos y hay unos 3 millones aproximadamente, los centros más poblados son la Ciudad de Cebú, San Remigio, Bogo, Medellín y Daanbantayan.

Aun cuando está en una zona sísmica, la isla permanece en estado de inactividad, sólo sufre algunos terremotos de poca intensidad. El último con más consecuencias fue el ocurrido en el 2013, que registró una magnitud de 7,2 en la escala de Richter, con epicentro en Bohol.

En su relieve predominan las tierras con alturas de más de mil metros de altura y algunas zonas planas, del lado norte de la isla. El idioma oficial de la isla es el filipino o tagalo, al igual que en el resto de Filipina. Su economía se basa en la exportación de muebles y bisutería, la minería y el comercio portuario. Hay minas de cobre, oro, carbón, de gran importancia para el sustento económico de la isla.

Islas de Gigantes

Son un grupo de islas ubicadas en el archipiélago de las Bisayas, pertenecientes al municipio de Carles. La Isla Gigante del Sur cubre un área de 3 km2, siendo la mayor del grupo, con los islotes de Antonia, Bantigui, Cabugao, Tanguingui y Turnina, a su alrededor. Mientras que la Isla Gigante del Norte, con 2 km2, tiene cerca los islotes de Bulubadiang, Gigantillo y Gigantuna.

Cuenta una leyenda que en esa isla vivieron unos humanos de excesivo y descomunal tamaño, cuyos ataúdes eran tamaño XL. Estos ataúdes fueron encontrados en la cueva de Bakwitan durante la época colonial. Otros mitos de la isla consisten en asegurar que existen encantos o diwatas, espíritus que supuestamente habitan en los árboles.

Isla Verde

Entre las islas de Luzón y Mindoro, está Isla Verde, en Filipinas. Esta isla fue declarada como una de las reservas marinas del país. Fue creada como parte de un proyecto europeo en 1988, utilizando paneles solares para producir energía para la isla, como energía autosustentable.

Especies marinas descubiertas

Hace poco tiempo descubrieron en el paso de la Isla Verde en Filipinas, una especie que asemeja a unos corazones anclados a las rocas, llamados tunicados o ascidias. Presentan variados colores y permanecen unidas a las rocas. De las ascidias se conocen unas 2.300 especies, divididas en tres tipos: sociales, compuestas y solitarias.

Islas Batanes

Batanes está formada por 10 islas ubicadas al norte de la República de Filipinas, en el estrecho de Luzón. Es la provincia más pequeña y menos poblada de Filipinas. Su capital es Basco, situada en la isla de Batán y tiene seis municipios.  Las islas Batanes están separadas de Luzón por el canal de Balintang, el que une al Océano Pacífico y el mar de China. De las 10 islas de este archipiélago sólo Itbayat, Sabtang y Batán están habitadas.

¿Cómo son las Islas Filipinas?

Clima

El clima predominante en Filipinas es tropical, húmedo y caliente. Sus temperaturas promedian los 26,5°C en el año. Se conocen tres estaciones definidas, Verano (Tag-init o Tag-araw), desde marzo a mayo; estación lluviosa (Tag-ulan), desde junio a noviembre y la temporada fría (Tag-lamig), desde diciembre hasta febrero. Este archipiélago a menudo es golpeado por tifones y huracanes.

La Gran Manila

Oficialmente Región de la Capital Nacional, es el área de la región metropolitana de Manila. Son 17 ciudades que conforman el núcleo urbano de la región metropolitana de Manila, capital de Filipinas. Es el principal centro económico, político, cultural e industrial del país, con alrededor de unos 20 millones de habitantes.

Manila, la capital

La capital de Filipinas es Manila, ciudad situada en la isla de Luzón. Es una combinación de culturas e influencias de siglos atrás, cuando llegaron los inmigrantes y colonizadores, asiáticos, españoles y estadounidenses.

Los chinos y japoneses dejaron un importante legado en lo que respecta al comercio, mientras que los americanos lo hicieron con el idioma y algunas costumbres, hoy arraigadas.

En la comida se aprecian exquisitas fusiones de elementos españoles, chinos, tailandeses, con presencia de algunas especies. Las calesas, bailes, mantones de manila y peinetas, son algunas tradiciones locales que muestran esa mezcla de culturas interesante y provechosa.

Las fiestas son principalmente de carácter religioso, como el Santo Niño, días de los patronos y otros, que forman parte de la herencia española, cuando ocupó y gobernó las islas por espacio de tres siglos aproximadamente.

Es una ciudad pujante, con puerto comercial, negocios prósperos y mucha vida activa socialmente, de día y de noche. Los contrastes entre los antiguos edificios coloniales, monumentos a sus personajes históricos y calles de estilo colonial, contra los más modernos centros comerciales dan un toque cosmopolita a esta bella ciudad.

Flora y fauna

Los árboles que se destacan en los casi 75 mil km2 de bosque en Filipinas, son el apitong, yacal, lauan, ipil, camagón, narra blanco y rojo y el mayapis, todos autóctonos, de los que se extrae madera muy dura y caucho.

Mientras que de forma silvestre crecen el bambú, el clavo, la canela y la pimienta, así como variadas especies de orquídeas. El ábaca o cáñamo de Manila, es una planta muy valiosa, de la que se extrae la fibra para hacer textiles, cuerdas y sombreros.

En cuanto a su fauna, a excepción de los roedores, hay pocas variedades de mamíferos en las islas. Destacan el búfalo de agua domesticado o carabao, venados, mangostas, jabalíes salvajes y domesticados, así como una especie de ganado vacuno característico de la zona.

Hay gran número de reptiles y alrededor de 760 especies de aves, sobre todo, resaltan los loros multicolores. En las costas, se consigue gran castidad de moluscos, sobre todo las ostras perlíferas en el archipiélago de las Sulú, muy famosas en el mundo. (Ver artículo: Polinesia Francesa)

Economía

La agricultura en Filipinas siempre ha sido de gran importancia en la economía nacional. Después de la independencia de Filipinas, se ha ido diversificando y modificando los patrones económicos de las islas. Ha experimentado grandes avances en la industria, sobre todo la pesca marina, el área de servicios y turismo.

En sus aguas se pescan anchoas, atunes, camarones, calamares y cangrejos, entre las especies más importantes. Las esponjas se consiguen en las islas meridionales. El turismo ha sido pieza clave en el desarrollo económico local. Para el año 2016 se estimaba entre un 9% de aporte de ingresos al PIB nacional, además de generar un estimado de 7,4 millones de empleos.

Cultura

Durante la evolución de Filipinas se han visto distintas culturas, ellas dejaron huellas y marcadas influencias en sus hábitos, religión, manifestaciones culturales, provenientes de China, Malasia, España y Estados Unidos. Los aportes indígenas se manifiestan más en la literatura y la música, junto a otros no menos importantes.

Jeepneys y Kalesas

Son unos vehículos todoterrenos modificados, usados por el ejército de Estados Unidos durante la II Guerra Mundial. Se utilizan como medio de transporte público en muchas ciudades de Filipinas. Entre las modificaciones llaman la atención los múltiples colores, faros coloridos, cromados, pinturas de la Virgen María o personajes de cómics, antenas de radio y los destinos de las rutas escritos en las puertas de los vehículos.

Son realmente muy pintorescos, pero no cómodos, los mejores asientos son los que están junto al conductor y las ventanillas no permiten la vista hacia el exterior. Ahora bien, las kalesas son carros de dos ruedas, tirados por caballos, los cuales son muy comunes de ver en Chinatown, Manila, Vigan y Cebú, en ésta última isla los llaman “tartanillas”.

¿Hay una paella filipina?

El Bringhe es un plato popular en Filipinas con bastante influencia hispana, tanta que la llaman la “paella filipina”. Está elaborada con ajo, cebolla, sofritos y otros elementos que dejan ver claramente esa huella española. De los Estados Unidos se ve el legado en las hamburguesas y otras comidas rápidas, de los chinos, el uso de la soja en sus variados platos y hasta tamales mexicanos se pueden conseguir en este país.

Fiestas y tradiciones

En cada barangay o aldea de Filipinas hay una fiesta, por mínima que sea, en la que se manifiestan sus costumbres, comparten las familias y se divierten por uno o varios días. En Masskara y Moriones se celebran unos festivales, en los que resaltan los bailes frenéticos de los hombres enmascarados. Hay una ceremonia de Crucifixión de San Fernando, en la que los fieles son clavados en cruces, un aspecto realmente macabro.

El más popular y de gran calidad es el Ati-Atihan, que son los carnavales del país de Filipinas. Son celebrados en Enero, específicamente en la ciudad de Kalibo, Aklan y son el mejor festival del país. (Ver artículo: Isla Guadalupe)

Es una mezcla de ritual religioso, en este caso católico, con elementos indígenas, sociales y turísticos. Mientras dura, por lo menos una semana, las calles se convierten en ríos de personas, coloridos desfiles y puestos de ventas de comidas y artesanías, durante todo el día.

Carnavales

Deportes

Los filipinos practican diversos deportes y pasatiempos populares, entre ellos destacan, el baloncesto, voleibol, fútbol, taekwondo, bolos, billar, ajedrez, sipa, arnis, bádminton, boxeo. Entre los tradicionales están el arnis, el cual parece un tipo de esgrima pero con palos de madera y el sipa, parecido al voleibol, pero se les permite el uso de los pies al igual que las manos y brazos.

El béisbol y el baloncesto son muy populares y  tienen marcada influencia estadounidense. De hecho, el baloncesto se considera el más popular, con por lo menos una cancha en cada barriada de las ciudades. Mención aparte el hecho de haber participado en varios Juegos Olímpicos y en 1954 obtuvieron medalla de bronce en el Campeonato Mundial de Baloncesto.

A los filipinos también les atraen los deportes extremos, motocross, montañismo, ciclismo que han ido calando positivamente en los pobladores.

Desde 1924 Filipinas ha participado en los Juegos Olímpicos, siendo  el año 2012 el más prolífico, cuando ganó un total de nueve medallas: siete de bronce y dos de plata. Figuró de manera importante el boxeo, que aportó cinco medallas, dos en natación y dos en atletismo.

Manny Pacquiao, boxeador filipino, es muy conocido a nivel mundial, por haberse enfrentado a campeones mundiales de alta categoría.  En su último combate, julio 2018, en la ciudad de Malasia, venció por nocaut técnico al argentino Lucas Matthysse, ex campeón welter de la Asociación Mundial de Boxeo, quedándose con el preciado título mundial.

Idiomas de Filipinas

El primer idioma oficial de las Filipinas es el filipino, cuyo origen es el tagalo, con algunas diferencias entre ambos idiomas. La Primera Asamblea Nacional Filipina, en 1937, fundó el Instituto Nacional de la Lengua, seleccionando al tagalo como base para formar una nueva lengua nacional. En 1961 se le concedió el nombre de “Pilipino” y años después se definió como “Filipino”.

Aunque no es la lengua materna de todos los pobladores, es la que se ha mantenido como lengua franca en las siete mil islas que conforman al país. Es fácil de entender para un hispanohablante, ya la mayoría de los sonidos resulta familiar y fácil de pronunciar.

El español fue decretado como lengua oficial por más de 300 años, pero con la toma del control por parte de los Estados Unidos sobre Filipinas, introdujeron al inglés como idioma importante en los colegios, agregándolo como idioma oficial del país en 1935. En Filipinas, actualmente, la mayoría de los pobladores dominan perfectamente el inglés, usándolo con normalidad y de forma habitual.

Por lo menos, hay palabras que son perfectamente reconocibles, entre ellas banyo (baño), kubeta (lavabo), bintanà (ventana), diretso (todo recto), pabo (pavo), bote (botella), sibuyas (cebolla), karné (ternera), baso (vaso), prutas (fruta), limón (limón), asukal (azúcar), cerveza (cerveza). Pero, apartando estos dos idiomas “oficiales”, hay gran cantidad de lenguas distintas en Filipinas.

La mayoría son del grupo de la familia austronesia, entre ellas están las lenguas: cebuano, ilocano, hiligaynon o ilongo, bicolano, samareño, español, chabacano (fusión del español con lenguas autóctonas de Filipinas), chino, árabe, japonés, malayo y coreano, entre otras.

Religión

Los musulmanes, en gran número, llegaron a las islas Sulú en el año 1380, estableciéndose en la región y dividiéndola en sultanatos. Así propagaron el Islam en estas islas, teniendo gran significación hasta nuestros días. A raíz de la llegada de los españoles, a partir de 1565, esta situación fue cambiando vertiginosamente.

Hoy día, más del 90% de la población de Filipinas es cristiana, con un 80% católica, un 10% a distintas corrientes como la iglesia filipina independiente, Iglesia Adventista del Séptimo Día, Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, Iglesia Unida de Cristo, Testigos de Jehová y la Iglesia ortodoxa. El resto es de religión musulmana, concentrados mayormente en Mindanao, Palawan y Sulú, zona conocida como la “tierra de los moros”.

Algunos han emigrado a distintas ciudades del país. Hay que acotar que aun existen algunas corrientes de otras religiones tradicionales, como el animismo y el chamanismo. La religión china más tradicional, el budismo y el taoísmo, también son predominantes en las etnias que aún existen en las islas. El bahaísmo también cuenta con un número importante de seguidores.

Metro de Filipinas

Este año 2018 comienza, según estimaciones hechas por el gobierno de Filipinas, la ejecución del proyecto de construcción de la nueva línea del Metro. Esta ampliación permitirá que el recorrido finalice en el Aeropuerto Internacional Ninoy Aquino, así como construir un centro de mantenimiento y estacionamiento en un área de unas 28 hectáreas.

En el año 2025 debería estar prestando servicio esta nueva línea que tiene un costo aproximado de seis millones de euros, financiados por Japón, a través de la Agencia Japonesa de Cooperación Internacional.

Esta nueva extensión del Metro de Filipinas ayudará, además de facilitar el tráfico de la capital, a reducir las emisiones de carbono y por ende disminuir la contaminación, así como facilitar el traslado de los viajeros, aportando un significativo ahorro de tiempo.

Volcanes

En Filipinas hay una configuración tectónica algo complicada, sus volcanes se produjeron con el cruce de la placa tectónica de Filipinas y la euroasiática.  Los volcanes activos se encuentran en dos arcos volcánicos, simplificados en el Luzón y el Mindanao. (Ver artículo: Cabo Verde)

Hay unos 53 volcanes activos en las islas de este archipiélago, perteneciente al anillo de fuego del Pacífico. Este llamado «Anillo de fuego del Pacífico» abarca desde la costa oeste del continente americano, hasta Nueva Zelanda, cubriendo Japón e Indonesia, entre otros países.

Los flujos de lodo o “lahares” son comunes en Filipinas, ya que se producen constantes lluvias en el archipiélago. Los más dañinos han causado muertes en el 13% de sus erupciones y un 22% han causado daños significativos.

Sumado a eso, los tsunamis acompañan estas erupciones en Filipinas, con más frecuencia que en otras regiones volcánicas. Gracias al establecimiento del Filipinas Instituto de Vulcanología y Sismología (PHILVOLCS), se han reducido considerablemente los daños causados por estas erupciones.

24/01/2018. Desde el 14 de enero se habían registrado dos erupciones en el volcán Mayón, situado al este de Filipinas. Se han evacuado alrededor de 60 mil personas, por el temor de que se produjera una explosión más potente. El volcán expulsó una columna de cenizas de cinco km de altura.

Este despertar del Mayón, que había tenido actividad por lo menos cinco veces en las tres últimas décadas, ha provocado un miedo en la población, que no olvidan la trágica explosión del volcán Pinatubo, al noroeste de Manila, en el año 1991.

Metro Manila Filipinas

Turismo

Con su extenso territorio verde, Filipinas cuenta con magnífica biodiversidad y condiciones para tener parques naturales, que se consideran el principal atractivo turístico de las islas.

Gracias al repunte que ha tenido la actividad turística en Filipinas, además de generar empleos y beneficios para el país, han podido dar a conocer a Filipinas al mundo, través de los turistas, que año tras año visitan estas islas y que han ido in crescendo en las últimas décadas.

Para el año 2017, el turismo en Filipinas llegó a su máximo histórico, aumentando en un 11%. Esto ha sido producto de las mejoras a las infraestructuras y las rutas aéreas que han hecho en las islas, para brindar un mejor confort a los visitantes, que ansían conocer los espectaculares parajes naturales del archipiélago.

Además, hay que agregar, la importancia que marcó el desarrollo de eventos internacionales reconocidos como la gala del Miss Universo y el Madrid Fusión Manila, un congreso gastronómico de gran relevancia mundial. Al país llegaron 6.620.908 extranjeros en 2017, un aumento significativo en comparación con los 5.967.005 que llegaron en el año 2016.

«Filipinas está cada vez más de moda. Mucha gente cansada del turismo masificado de Tailandia y Vietnam busca aquí paraísos vírgenes que le aporten una experiencia más auténtica«, palabras de un directivo de Destino Filipinas, empresa española dedicada al comercio del turismo y viajes personalizados en el archipiélago.

Destacó que los sitios naturales de Filipinas como El Nido, Boracay, Bohol y Siargao, son unas verdaderas maravillas, que dejan asombrados a los visitantes y están posicionándose como sitios preferidos para los surfistas.

Otros sitios como la ciudad de Manila, sobre todo su casco histórico y colonial, la Isla de Corón, a donde los visitantes quieren bucear y conocer más sobre los naufragios japoneses durante la II Guerra Mundial, el río subterráneo de Puerto Princesa, una de las siete maravillas naturales del mundo, las terrazas de arroz en las Cordilleras Filipinas, Patrimonio de la Humanidad y Vigan, con su espectacular arquitectura colonial, también declarado como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Parque Nacional del Río Subterráneo

Este parque posee 11 ecosistemas diferentes a lo largo de la costa oeste de la isla. Hay dolinas, acantilados, crestas, flechas, además de tener un paisaje forrado de piedra caliza, todo ello combinado con bosques húmedos, arrecifes de coral y praderas marinas. Todo un espectáculo natural a la vista. En él también se resguardan especies animales en peligro de extinción, como el faisán azul de Palawan, el tejón malayo, la civeta y la nutria oriental.

Lo más atractivo, que hace que miles de personas visiten el parque anualmente, es el río subterráneo, Cabayugan, el cual se pierde bajo el Monte de Saint Paul y desemboca en el mar de China, no sin antes atravesar unos 8,2 km a través de cuevas, con estalactitas y estalagmitas.

Los visitantes pueden recorrer la cueva fluvial y las selvas por donde pasa el río, convirtiéndose en un verdadero laberinto de emociones, con murciélagos, golondrinas, todo como en una película.

El Nido

Es el destino más popular de la Isla de Palawan. Constituye una puerta a los cayos salvajes de la Bahía de Bacuit. La zona se mantiene bien conservada, reflejando el respeto que se le tiene a la naturaleza. El contraste de las piedras calizas con las aguas azul turquesa y playas de blancas arenas, asemejan a un mundo mágico, difícilmente de conseguir en otras partes del planeta.

Parque Nacional Marino del Arrecife de Tubbataha

En el Mar de Sulu sobresale el Parque Nacional Marino del Arrecife de Tubbataha, son casi 100 mil hectáreas de diversos hábitats marinos con una amplia zona marítima. Se encuentran ballenas, tiburones, delfines, tortugas y peces Napoleón. Igualmente hay más de 350 tipos de coral y nidos de aves marinas.

Para los buceadores es un paraíso y se ha ido corriendo la voz entre los aficionados y profesionales. Las islas Calamian es otro grupo de islas que se han visto muy frecuentadas por los amantes del buceo. Como atractivo principal están los barcos de la marina japonesa, que fueron hundidos por la aviación americana, durante la II Guerra Mundial. Una emoción para los que disfrutan bajo el mar.

Islotes de Bahía Honda

Al norte de la Isla de Puerto Princesa, a sólo 10 km, están los islotes de Bahía Honda, sitio ideal para practicar buceo, snorkel  y disfrutar de unas magníficas zambullidas en estas refrescantes e impolutas aguas. En ellas se suman a sus tesoros naturales del fondo del mar, los barcos y aviones hundidos, de origen japonés, hundidos durante la II Guerra Mundial. (Ver artículo: Seychelles)

Es como estar en un sueño, sus playas ofrecen diversidad de cosas preciosas, arrecifes, estrellas de mar, formas inimaginables de sus costas y paisaje de incomparable belleza.

Arrozales de Filipinas

Una de las atracciones más cotizadas de Filipinas son los sembradíos de arroz. El paisaje es un regalo de la naturaleza a la vista. Al norte de Luzón, pareciera a simple vista que todo lo que se ve es selva y naturaleza salvaje, pero al entrar a Banaue, Batad y otras localidades de Ifugao (Luzón), la sorpresa es mayúscula al ver los cultivos de arroz en las montañas.

Son un espectáculo de gran verdor, hasta en las laderas empinadas están sembrados los terrenos, convertidos en arrozales, que asemejan a unas escaleras de arroz. La mejor época para apreciar toda su belleza son los dos meses antes de la cosecha, ya que el verde es realmente brillante.

Ataúdes colgantes

En la cordillera del norte de Luzón aun se conservan asombrosos rituales en las tribus sobrevivientes. En Sagada, hay ataúdes colgantes en lo alto de unos precipicios rocosos, acantilados de piedra caliza. El misterio, que también dan las montañas neblinosas, hace de Sagada la típica meca de los mochileros en Filipinas.

Son ataúdes que tienen muchos siglos de antigüedad, que según la tradición, los colgaban de esa manera para que los muertos estuvieran más cerca del cielo. Practican un ritual, al que llaman vengas, en el que las mujeres visten tapis y los hombres taparrabos, reunidos al aire libre, en el dap-ay (patio) y sacrifican pollos, tocan los gongs y hay grandes festines.

Playas de Filipinas

En Filipinas no se ponen de acuerdo para decidir cuál es su mejor playa, la más bonita, la más segura, en fin, hay tantas y todas mejores que otras, que es difícil tomar una en concreto. Empecemos por algunas de las más nombradas.

White Beach

Es la playa turística por excelencia, con cuatro kilómetros de arena blanca y fina, con corales bordeando sus orillas, sobre aguas cristalinas. En ella se confunden los complejos turísticos, restaurantes, vendedores de souvenirs, masajistas ambulantes y sobre todo, muchos turistas de todas partes del mundo.

Está en la isla de Boracay, provincia de Aklan, a 300 km del sur de Manila. Preferida por los jóvenes por su intensa vida nocturna, en ella hay discotecas y bares, que permanecen abiertos hasta el amanecer.

Ocam

En la isla de Corón, paraíso con acantilados y lagunas turquesa, está Ocam, lugar excelente para nadar, leer, relajarse en la soledad y silencio que ella proporciona. Parecida a la de Malcapuya, en la que no hay hoteles, posadas, nada que obstaculice la tranquilidad y paz del lugar, sólo algunos kioskos de bambú, en los que se puede permanecer sentado, sólo para mirar el paisaje privilegiado que hay frente a los ojos.

Malapascua

Al extremo noreste de la isla de Cebú está Bounty Beach, con arenas blancas y aguas transparentes, que dejan ver el increíble y abundante mundo marino. Rodeada de hoteles de lujo, al igual que bares y restaurantes, lugar muy visitado y admirado por los turistas y propios de Filipinas.

Salamangka Beach

Playa repleta de algas y un gran arenal, situada en la isla de Siquijor. Su gente agradable hace del lugar un destino obligado para el grupo familiar.

Salagdoong Beach

También en Siquijor está Salagdoong Beach, otra playa perteneciente a un resort. Es muy frecuentada por los filipinos, quienes se van “armados” con música y todo lo necesario para montar una barbacoa.

Dejar Comentario