≡ Menu




Península de Azuero: lo que aun no sabes sobre este hermoso lugar

La Península de Azuero es una gran masa de tierra en el sur de Panamá. Está rodeado por el Océano Pacífico en el sur; el Pacífico y el Golfo de Montijo hacia el oeste, y por el Golfo de Panamá en el este.

El promontorio está adecuadamente dividido en dos distritos; el oeste de Azuero y el este de Azuero, ya que no hay calles viables que se unan a las dos localidades terrestres más allá de la carretera Panamericana.

La Península del Este de Azuero es conocida por el béisbol y también es un punto focal de acción en medio del ‘carnaval’ anual (jubileo), siendo Las Tablas el punto central. Pedasi es una pequeña ciudad de pesca deportiva con pesca deportiva.

La península occidental de Azuero es conocida por sus novillos que cultivan, cultivan, pescan, caen y costas.

El turismo ha comenzado a incrementarse en el territorio tanto para la pesca deportiva, el surf y el atractivo cercano de las comunidades urbanas como Chitré, Las Tablas y Pedasi. Debido a un ascenso en el turismo, el avance de la tierra ha comenzado. La región aprecia que parte del mejor clima de Panamá se encuentre en un área conocida como el «Arco Seco» (segmento circular seco). (Ver artículo: Dominica)

Geografía de la Península de Azuero

Azuero está dividido en tres regiones, Herrera, Los Santos (que están totalmente en tierra firme) y Veraguas, que se extiende hacia el oeste del promontorio. La mayor parte de la población en general vive en el distrito frente a la playa este. El extremo sur está escasamente poblado, y el territorio occidental (la región de Veraguas) hace unos pocos segundos se está abriendo camino hacia la mejora. Las ciudades más grandes son Chitré, la capital de Herrera, y Las Tablas. La calle fundamental hacia el promontorio oriental de Azuero se asocia con la carretera Panamericana en Divisa y corre hacia el sur a lo largo del lado oriental de la masa continental. La calle hacia el occidente de Azuero se asocia con la Panamericana solo al este de Santiago.

Punta Mariato en el extremo occidental del promontorio es el punto más al sur en el terreno de América Central.

Historia

La localidad de Azuero fue uno de los segmentos iniciales de Panamá que se estableció hace más de 10.000 años, y la zona en el norte de la masa de tierra se desarrolló una gran cantidad de años antes de la entrada de los españoles.

En la época Precolombina la península de Azuero fue habitada por gran brazada de habitantes, extremidad de los Guaymíes que poblaron esta circunscripción en adonde fueron ombligos de villa en desiguales motivos residentes como cacicazgos, algunos de grosora como el de Parita o París, Usgaña, Quema y otros de último consideración. Su quehacer consistía en la pesca, montería y labranza sobre todo cultivo del panizo.(Ver artículo: Haiti)

La conquista de la península se inicia en 1515, según órdenes transmitidas por el representante de Castilla de Oro, potencial Pedrarias Dávila. En primera solicitud, le tocó cumplirlas al director Gonzalo de Badajoz; sería en esta provincia adonde este faldero encontraría, en pleno sazón cultural, a los cacicazgos naturales. El delirio de Badajoz a través de los términos de los señores de la vertiente tímida fue atroz y insensible. Badajoz es derribado por el tirano Paris, perdiendo el caudal que obtuvo de Antataura. El representante del reino de Castilla de Oro, envía a Gaspar de Espinosa, quien recupera el caudal de Antataura, y logra rendir la comarca. El indio azuerense asentado en las sabanas del Pacífico se repliega colectivamente hacia aquellas divisiones ecológicamente malsanas, entre ellas las forestas de la circunscripción oriental y de la vertiente atlántica del Istmo; la otra, su huida hacia franjas insondables para el colono hispano, como lo fueron las franjas escarpadas de la Cordillera Central. La Fundación de Natá de los Caballeros como meollo de pasión española es uno de los casos más importantes en la península. Es desde esta aldea, que se inicia el poblamiento de Azuero.

Entorno

Su larga historia de desarrollo y cepillado ha afectado negativamente a la naturaleza, provocando lo que a veces se llama el desierto de Sarigua en la zona noreste de la masa continental, a pesar de que en realidad no es un desierto. A lo largo de la deriva hay regiones de manglares y simplemente tierra adentro hay un bosque seco llamado Albina. El Azuero es un destacado entre las partes más vigorosamente deforestadas de Panamá, aunque los marcos prácticos de administración de tierras, por ejemplo, los marcos de cepillado SilvoPastoral están emergiendo. En el extraordinario sur, Cerro Hoya es una parada nacional y hogar de la gran mayoría del resto de el entorno natural desierto en el distrito de Azuero. Isla Canas, una isla costera asociada por medio de un banco de arena al promontorio, es utilizada por innumerables tortugas para desovar cada año. (Ver artículo: Aruba)

Idioma

En Azuero se lengua una variante del gachupin panameño. caracterizada por el servicio de múltiples términos de indudable progenie árabe, que llegaron a la circunscripción con los inmigrantes andaluces. El gachupin ancestral de la península de Azuero, se caracteriza además por el servicio del voseo dialectal americano,siendo común el voseo pronominal y oral, Sin embargo, en los seminarios y las principales aldeas de Azuero se impone el tuteo, por considerarse al voseo como orejano y poco famoso. El voseo azuerense es distinto al voseo centroamericano y rioplatense, aunque enormemente semejante al empleado en algunas aldeas del Norte de Sudamérica, como Maracaibo. La modalidad más común es la que combina el voseo pronominal y el oral diptongado (vos cantáis), no obstante no son extravagantes las dudas. Ejemplo de presente indicador: cantái(s), coméi(s), vivís; en imperativo, cantá, comé, viví. Este voseo es considerado poco respetado por la regla culta panameña, y es desprestigiada durante la formación primaria, gracias al aburrimiento que muestran muchas lingüísticas españolas y manuales de conferencia, en su transmisión y preciso aprendizaje. Sin embargo, se adopta como guarismo de ficha del pueblucho azuerense. Del lexicón de los andaluces, llegaron muchas voces de arranque árabe, típicas en esta zona. El azuerense utiliza el «almud» y la fanega, como medidas de su casa recoleta. Todavía la dama de Azuero siembra en sus vergeles el alhelí (del árabe aljeirí), una élite de perfume altamente afiligranado. Vocación por los huertos que nos llegó a través de los residentes de Andalucía, demarcación española que punto debe a los árabes.

Fauna

Una rica fauna compuesta de pajarracos, mamíferos, reptiles, batracios, mariposas, entre ellos, el venado cola blanca, gazapo pintado, saíno, michos, ñeque, barniz, águila crestada, becada de cómoda, becada común (Colinus cristatus) titibúas (Leptotila verreauxi), tortolitas (Columbina talpacoti), perico carato, guacamaya roja (Ara macao) y verde, torcaza, yaguar, manigordo (Leopardus pardalis), pava crestada, tinamús chico y grande y paisana, pueden hallarse en el Pnch. Entre la fauna silvestre de calibre cinegético en el área del montoso se encuentran linajes como: venado corzo (Mazama americana), ñeque (Dasyprocta punctata), venado goma blanca (Odocoileus virginianus), gazapo pintado (Agouti paca), paisana (Ortalis cinereiceps) y barniz (Crax rubra). Todas ellas se encuentran protegidas por las proporciones panameñas de energía silvestre. Se han avecindado más de 95 pelajes de pájaros, entre ellas la amenazada guacamaya roja (Ara macao); perico pintado (Pyrrhura picta) del sur de Azuero, el enorme gallinazo rey (Sarcoramphus papa), el águila pescadora (Pandion haliaetus) y esparaván manglero (buteogallus subtilis). Los manglares del abrigo de Parita poseen las urbanizaciones más grandes de calle firme panameña de pájaros mojadas, incluyendo zancudas, bocachos, ibises, cormoranes y cisnes natales. En el Parque Nacional Sarigua se pueden hallar mamíferos como el gato de jugo (Lutra anectens), el gato conchero (Procyon cancrivoras), el felino de arbolado (Urocyon cinereoargenteus), el quirquincho (Dasipus novencinctus); entre las pájaros, se encuentran la torcaza común (Columba cayanensis), la torcaza collajera (Columba leucocephala) y reptiles como la iguana negra (Ctenosaura similis), la iguana verde (Iguana iguana), boas (Constrictor constrictor) y lagartos (Ojigordo Crocodilus fuscus).(Ver artículo: Jamaica)

Parques en la Peninsula de Azuero

Azuero dispone de un gran dígito de aires naturales y ecosistemas de gran especialidad y arrojo ambiental. Su trascendencia y la lacería de realizar compatible la conservación de sus alcances y su uso económico, han impulsado la valenza y distribución de los horizontes y ecosistemas más representativos del término azuerense. Dentro de la franja de Áreas Protegidas que conforman el Sinap, se puede referir: Reserva Forestal La Tronosa: localizada a unos 5 kilómetros de la aldea de Tonosí con una faz de 20,579 ha. Esta área acorazada pertenece al macizo montaraz de Azuero, adonde sobresale el Cerro La Tronosa. Los montes quedan en la pica de la fronda y son característicos del carrascal aguado tropical. El régimen de precipitaciones en esta comarca va de mayo a diciembre y con un tiempo seco que va de enero a abril. La lluvia está en el orden de los 2.000 a 2.500 mm anuales y temperaturas que van de los 26 a los 30 °c.el procedimiento de áreas protegidas en Azuero, asimismo enumeración con otras áreas protegidas, a manifestar: Área de Reserva Forestal Cerro Camarón y Cerro Pedregoso, Área de Uso Múltiple Ciénega de las Macanas, Área Protegida Zona de Litoral del Corregimiento de El Espinal y Área Protegida Zona Litoral del Corregimiento de La Enea, Bosque Comunal El Colmón en Macaracas, Parque Nacional Sarigua, Refugio de Vida Silvestre El Peñón de Los Pozos, escondite de Vida Silvestre Isla Cañas, Refugio de Vida Silvestre Isla Iguana, Refugio de Vida Silvestre La Ciénega de El Mangle, Refugio de Vida Silvestre Pablo Arturo Barrios, Refugio de Vida Silvestre Peñón de La Honda, Reserva de Producción de Agua Cerro Borrola, Reserva Forestal Tonosí y la Reserva Forestal, Animal, Fluvial o Parque Nacional Cerro Canajagua.

Dejar Comentario