≡ Menu




Islas Marias: historia, ubicación, bandera, turismo, clima y más

Islas Marías, archipiélago en el Océano Pacífico, frente a la costa del oeste de México. Situadas a unos 100 millas (160 km) al noroeste de Cabo Corrientes y alrededor de 230 millas (370 km) al sureste de la punta de Baja California, las islas están controladas por la provincia de Nayarit, México.

Marías

Forman parte de unas pocas islas ásperas y difíciles. La más grande de las Marías es la más septentrional de María Madre, de 44 millas cuadradas (114 km cuadrados) en territorio y que asciende a un aumento de 2,011 pies (613 m). Muy cerca, María Magdalena ocupa el segundo lugar en la región (32 millas cuadradas [83 kilómetros cuadrados]); María Cleofas, a unas 10 millas (16 km) hacia el sudeste, suma solo 9 millas cuadradas (23 km cuadrados). Una cuarta isla, San Juanito menor, se incorpora adicionalmente a la reunión. Al carecer de agua, las islas están deshabitadas, aparte de un asentamiento punitivo de la legislatura y un faro para María Madre. Las Marías son de algún incentivo financiero para sus depósitos de guano y sal, el maguey (manantial de pulque) y la madera. (Ver artículo: Dominica)

Las Islas Marías son un archipiélago de cuatro islas que tienen un lugar con México. Están situados en el Océano Pacífico, a casi 100 km (62 mi) de la orilla del territorio de Nayarit. Son una parte de la región (municipio) de San Blas, Nayarit. A partir de 2011, las islas todavía están siendo utilizadas como una provincia reformadora, que contiene la prisión federal Islas Marías.

En 2010, el archipiélago fue asignado a la Reserva de la Biosfera Islas Marías por la UNESCO

Geografía

Las islas tienen un área total de 244.970 km². 1.116 personas vivían en Isla María Madre a partir del censo de 2005. Las otras islas están deshabitadas. El asentamiento principal es Puerto Balleto, con una población de 602.

Isla María Madre es la más grande de las islas, con una superficie de 145.282 km². Alberga la prisión federal de Islas Marías, que se estableció allí en 1905. Las siguientes dos islas más grandes son Isla María Magdalena (70.440 km²) y, más al sur, Isla María Cleofas (19.818 km²). Recibieron su nombre por tres mujeres llamadas María en el Nuevo Testamento bíblico: respectivamente, María, la madre de Jesús, María Magdalena y María, la esposa de Cleofás, y se las conoce como las Tres Marías. Una isla más pequeña, Isla San Juanito, con un área de 9.105 km² se encuentra frente a la costa norte de Isla María Madre. (Ver artículo: Haiti)

El principal europeo en encontrar las islas fue Diego Hurtado de Mendoza, primo de Hernán Cortés en 1532, quien les dio el nombre de Islas Magdalenas. No encontró pruebas de residencia anterior por parte de los nativos americanos.

A pesar de los detenidos, en la isla María Madre hay trabajadores de diferentes establecimientos del gobierno, por ejemplo, la Secretaría de Educación Pública, la Secretaría de Medio Ambiente, la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, la oficina de correos y la Secretaría de la Marina. Otra reunión de peregrinos está compuesta por pastores religiosos y acólitos de la Iglesia Católica, monjas de la Orden del Servicio Social, y dieron la bienvenida a instructores, expertos y sus familiares.

El acuerdo está representado por un funcionario estatal que es a la vez el líder legislativo de las islas y el juez jefe. La carga militar es autónoma y es practicada por un oficial de la Armada mexicana.

Historia de las Islas Marías

En la cuarta Carta de Relación, fechada en México el 15 de octubre de 1525, escribe Hernán Cortés al Rey de España de la disposición de naves para escudriñar y apabullar nuevos reinos sobre la Mar del Sur, conceptualización que bullía en su mente desde hace dos años antes, recién consumada la conquista de la gran Tenochtitlan. En 1529, estando Cortés en España, firmó un arreglo con la Corona española por la cual se obligaba a expedir por su perla «armadas para expresar ínsulas y dominios en la Mar del Sur» (ponto Pacífico).

Deseaba hallar por otra parte del yugo regional y las posibles granjerías en metales hermosos en las comunicaciones vías a investigar, un tranco de piélago entre el Pacífico y el Atlántico, dado que se pensaba que si Fernando de Magallanes había localizado un estrecho que comunicaba entreambos pontos por el Sur, aún debería suceder otro vado por el boreal. Ese hueco húmedo era el fabuloso estrecho de Anián. En el mencionado tratado se estipulaba que de las creaciones y ganancias que se obtuvieran, una espinela parte corresponderían al descubridor en hacienda perpetua, para sí y sus descendientes. (Ver artículo: Aruba)

Envió Cortés con tal acabamiento la primera marina directora en 1532, derrotero al faro de la Mar del Sur, la remisión estaba compuesta por dos tablones, el San Miguel y el San Marcos, al pulsador de su primo Diego Hurtado de Mendoza quien comandaba la limitada excursión a borde del San Marcos en gol el lazarillo del San Miguel era el timonel Juan de Mazuela. Partió la remisión en esos naves desde Santo Domingo Tehuantepec, Oaxaca, seguidamente de llamar Manzanillo Colima se fueron costeando los actualmente países de Jalisco y Nayarit, que en aquel entonces formaban parte de la vista de la Nueva Galicia, inclusive dar a conocer el archipiélago de las ínsulas Marías a las que nombró Magdalenas. No encontraron organismos amables tampoco cataduras de que hayan estado alguna ocasión habitadas las ínsulas. En 1531, gobernaba el recién construido reino de la Nueva Galicia el galanteador Nuño Beltrán de Guzmán.

De alguna costumbre se enteró de la edad las ínsulas (se pueden respetar a papanatas traza en un trayecto claro desde las accidentes cercanas a la orilla fundamental de Nayarit) y las bautizó como Islas de la Concepción, al año subsiguiente (1532) construyó un buque pequeño (bergantín) y lo envió al interruptor de Pedro de Guzmán para que tomara posesión de ellas en prestigio de la diadema española, al engullir posesión de las ínsulas las nombraron Isla de Ramos e Isla de Nuestra Señora. Las noticias dicen que tanto la remisión de Hernán Cortés, como la de Nuño de Guzmán llegaron al mismo grupo de ínsulas el mismo año, no obstante la Real Audiencia de la Nueva España concedió a Diego Hurtado de Mendoza su acierto. Por algún error de cartografía el archipiélago de cuatro ínsulas se redujo a tres durante la época de la loción, no está por demás sostener que poca o nula atención recibió el archipiélago durante los periodos de la fricción. (Ver artículo: Jamaica)

Fue aun el 28 de diciembre de 1836, época en que reconoció la recompensa española a través de el Tratado definitivo de Paz y Amistad entre el Reino de España y los Estados Unidos Mexicanos, el hábitat mexicano sobre las ínsulas colaterales a lo que fue el Virreinato de la Nueva España. Aún cuando el ámbito de suertes ínsulas lo ejercía de hecho el gobierno de la saliente República Mexicana. Don Vicente Álvarez de la Rosa formalizó en 1857 un acuerdo de inquilinato con el gobierno de la república mexicana para estallar las caudales naturales del archipiélago, el cual fue deshecho por el gobierno de Dn. Benito Juárez en provecho del general José López Uraga a quien se le otorgaron las ínsulas con la estipulación de no venderlas o rentarlas a ningún forastero. Con el viajar de los años el general López Uraga fue considerado traidor a la ciudadanía y le revocaron la heredad de las ínsulas que pasaron a ser bastimento de la patria. Para 1878, debido a la Ley de clemencia emitida por el gabinete de Don Benito Juárez, el Ex-general López Uraga recuperó la heredad de las ínsulas Marías.

Más pronto que tarde las ínsulas fueron vendidas en 1879 a un adyacente de Tepic, Nayarit por 45 mil pesos. Así fue como Don Manuel Carpena pasó a ser el nuevo dueño de las ínsulas, él y su rama explotaron las ínsulas Marías, principalmente las salinas. Después de la defunción de Don Manuel Carpena, su viuda Gila Azcona de Carpena las vendió en enero de 1905 al gobierno federal. En la actualidad la Colonia Penal Federal Islas Marías (tal es su renombre) es una dependencia de bajo rasgo o de baja garra, que puede conservar no más de 13.000 imputados o colonos. Los colonos viven con sus parentelas en residencias provistas por la delegación locorregional. Los colonos tiranizados deben laborear en las haciendas rurales o ganaderas o adonde sea apremiante. Por precepto del General de Brigada Rafael M. Pedrajo quien fue Director Gobernador del penal y que durante su dirección construyó el hospital, las academias, la librería, el Muelle, el refugio, igualmente de que pavimentó el loco de Puerto Balleto etc… se transformó en una penal sin rejas.

El recorrido de ahora, existen en la urbanización penitenciaria meollos de verdadera re-adaptación social como los hatajos de espirituosos ocultos, morfinómanos secretos, trastornados ignorados, la delegación de Derechos Humanos, religiosos, y excusados comparables como cine, clínica, iglesia, y laguna de gaseosas o pueblo para destruir refrescos gaseosas. Cualquier nao tiene prohibido echar a menos de 12 millas náuticas. La infantería de Marina y las jugos infestadas de escualos no permiten a los procesados zafar. El estado de Nayarit posee el baile insular de las Marías, empero jurídicamente son un departamento de dominio federal en adonde la libertad sobre todo lo que acontece en ellas corresponde los permisos de la patria mexicana para integrarlo como nuevo bailiazgo. (Ver artículo: Isla de Man)

A partir de los desasosiegos de sobrepoblación en las mazmorras de México, se retoma el pedido de galeotes a las ínsulas Marías, con un gran plan comenzado en abril de 2005, el cual tiene como meta utilizarse la aldea a unos 3.000 habitantes (presidiarios y empleados). El archipiélago de las ínsulas Marías es hoy un área protegida por la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales. En el año 2010 las ínsulas Marías fueron públicas por la Unesco como Reserva de la biosfera, entre otras comarcas públicas en el país. El gobierno ha actuado ya sobre la observación de éstas y la orla de la galantería y la fauna endémica que conforman un ecosistema bastante frágil en semejanza con el ponto y su ambiente.​

Actualmente el estado de Nayarit reclama la posesión legal de las ínsulas para destinarlas al turismo, no obstante las ínsulas tienen un enfermizo ecosistema inteligencia por la cual no se pesquisa destinarla para el turismo de cantidades sino para los amantes de la natura. Una información repoblación del penal se hace bajo el conocimiento de salvaguarda lírica y conservación del ambiente natural. Una sucesión más, la única ínsula poblada sigue siendo y será la Isla María Madre. El turismo es para las ínsulas un verdadero atentado contra la conservación de los patrimonios naturales, por ello el caudillaje federal ha separado en no calmar uno de los últimos dominios territoriales que casi nada han poseido pocas reformas del horizonte natural.

Isla María Madre María

Madre es la ínsula más grande del archipiélago de las Marías, la única ínsula con emplazamientos benévolos y alberga la Colonia Penal Federal Islas Marías acoplada en 1905, la ciudad más grande es Puerto Balleto y perla con todos los beneficios de infraestructura (además un canal de televisión dactilar terrestre), un desembarcadero y un aeródromo de moderado talento. tiene una zona de 145,28 km², la importancia sentencia de la ínsula es Punta Rocosa de 650 patrones sobre el ras del ponto, el éter es sub-tropical con granizadas abundantes en estío.

Campamentos: La Isla María Madre está jerarquizada en emplazamientos, los cuales se distribuyen en todo el distrito: Puerto Balleto 183 Habitantes 75 machos 108 parientas Censo Inegi 2010 Rehilete 110 naturales: 88 hombrunos 22 cortesanas Censo Inegi 2010 Nayarit 108 habitantes: 57 sementales 51 esposas Censo Inegi 2010 Aserradero 744 residentes Censo Inegi 2010 Bugambilias (Cica) 624 residentes: 568 machos 56 dueñas Censo Inegi 2010 Camarón San Juan Papelillo 34 habitantes Censo Inegi 2010 Laguna del Toro 320 naturales: 242 machos 78 señoras Censo Inegi 2010 Morelos 641 residentes Censo Inegi 2010 Hospital 24 habitantes Censo Inegi 2010 Zacatal

Las laboriosidades realizadas en cada uno de estos ateneos poblacionales es diversa. El principal es Puerto Balleto, motivo adonde están las mesas esenciales de dirección, así como los principales liceos de encargo y descanso. Está formado por varias «jefaturas»: Puerto Balleto, Bellavista, Unidad Habitacional Miguel Hidalgo, Primero de Mayo.

Isla María Magdalena

María Magdalena es la segunda ínsula más grande del archipiélago de las Marías, la ínsula no está habitada y se mantiene prístina con una innumerable aristocracia y fauna endémica, se mantiene resguardada por el ejército franquista. Tiene una cabida de 70,44 km², la cúspide axioma de la ínsula es de 450 metropolitanos sobre el nivel del océano, el aire es sub-tropical con trombas feraces en estío. La ínsula está regida por un Director General, que a su ocasión tiene plumazo de Gobernador y de Juez de lo Civil quien gobierna todo el archipiélago desde Puerto Balleto. El pulsador caudillo es tolerante de la Dirección General de las ínsulas y está a reproche de un miembro de la Marina Armada de México, quienes patrullan permantemente la Isla María Magdalena.

Isla María Cleofas

María Cleofas es la tercera ínsula del archipiélago de las Marías, la ínsula no está habitada y se mantiene prístina con una abundante vegetación y fauna endémica, tiene una manera semi-circular con una gran cala hacia sur, se mantiene resguardada por el ejército nacional. tiene una faceta de 19,818 km², la tesitura apotegma de la ínsula es de 150 patrones sobre el ras del ponto, el aire es sub-tropical con tormentas liberales en estío. La ínsula está regida por un Director General, que a su sucesión tiene símbolo de Gobernador y de Juez de lo Civil quien gobierna todo el archipiélago desde Puerto Balleto. El interruptor caudillo es no comercial de la Dirección General de las ínsulas y está a grado de un remo de la Marina Armada de México, quienes patrullan permantemente la Isla María Cleofas.

Isla San Juanito

San Juanito es la ínsula más reducida del archipiélago de las Marías, la ínsula no está habitada y tiene una geodesia poco quebrada comparada con el excedente de las ínsulas, se mantiene resguardada por el ejército nacional. tiene una división de 9,105 km², la alzada axioma de la ínsula es de 12 metropolitanos sobre el nivel del océano, el ambiente es sub-tropical con granizadas exuberantes en estío. Piedra el Morro es un islote que pertenece a la ínsula San Juanito, se ubica al suroeste de las ínsulas a 6 kilómetros de la ribera.

Fauna y Flora

En las ínsulas se encuentran varias linajes endémicas y otras de singular rédito, que muestran que en un pasado remoto debió vivir un puente de unión con el continente. Destacan el gazapo de las Marías, el mapache de tres hierbas, los charlatanes, iguanas, elementos bobos, topillo de las hierbas, cenzontles, camaleones, lagartijas, vampiros, zopilotes, tlacuaches, el marsupial retado Tlacuatzin canescens, culebras, serpientes maliciosas, coleópteros semejantes como escarabajos, mariposas, cigarrón, abejas, avispas, zancones y una rica fauna acuarela en la que destaca varias peajes de escualos; incluso la ballena gris ha sido divisada cercana a las playas del archipiélago y grandes alfaques de resinas y moluscos. La galantería es transformada y existen varias grupos en particular despacho, abundan los zarzales, las elegancias cactáceas como los cardones, bisnagas, órganos, nopales y garambullos, los mezquites o algarrobos, guayacanes, ceibas, palmeras, platanares silvestres, mangles, ababas, etc. Debido a su espacio tropical y tipo de adoquinado se desarrollan los árboles frutales.

Turismo

Un lugar desconcertante y oscuro para muchos, el archipiélago de las Islas Marías, situado en el Pacífico mexicano a 69 millas de la costa de Nayarit, es un lugar que vale la pena retratar por su peculiaridad.

Compuesto por las Islas María Madre, María Magdalena, María Cleofas y San Juanito, este archipiélago ha tenido algunos propietarios y supervisores. Su revelación se remonta a 1526, cuando Fernando Cortés de San Buenaventura, sobrino de Hernán Cortés, echó un rápido vistazo a la Isla de la nada en medio de una empresa a lo largo de las costas de Nayarit. La historia entre la época de peregrinos y los comienzos del siglo XIX no está clara. En el siglo XIX, el general José López Uraga se le permitió la propiedad de las islas en consecuencia de las administraciones prestadas al país. Luego, en 1879, las Islas fueron vendidas a Manuel Carpena, un ocupante de San Blas, Jalisco, por $ 3,579 dólares. En medio de su propiedad, las vacas fueron criadas en sus campos, las minas de sal fueron maltratadas, y los activos del bosque fueron utilizados productivamente, también.

En 1905, las Islas fueron vendidas por la Sra. Gila Azcona de Carpena al Gobierno Federal de México. Desde ese punto en adelante, este lugar ha mantenido su uso actual: el establecimiento de un estado correccional a donde se intercambian detenidos aceptables de todas partes de la nación. La población que se intercambia debe cumplir ciertos atributos para garantizar la estabilidad de la colonia. Se considera: su bajo riesgo, su no contribución en el mal ordenado, su rango de edad en el rango de 20 y 50 años y su ausencia de enfermedades físicas o psicológicas.

Because of its tendency, this domain can’t be uninhibitedly gone to. The entrance is constrained to government representatives and Navy individuals, and additionally to logical undertakings intrigued by the vegetation. Not at all like the regular detainment facilities, visits of inmates’ relatives can most recent a few days.

In spite of its geographic circumstance of disengagement, the islands are for all time dynamic because of its pilgrims. The fundamental movement is created at the Isla María Madre, where there are a few camps in which the detainees complete exercises identified with farming, ranger service, apiculture, angling, wood abuse and upkeep as a component of the parts of their social restoration.

Balleto, the fundamental camp of the island, is the seat of the authoritative workplaces, the settlers’ and employees’ lodging, and additionally a Cultural Arts Center, where the aesthetic works of the prisoners are shown. In this populace, there is likewise a deck that each Friday gets ships that convey supplies, cows, apparatus, fuel for power, and the relatives of the detainees for their expanded visits.

On the Rehilete camp, a populace of roughly 7000 feathered creatures is safeguarded, giving meat and eggs to the inhabitants. In the environment, we can likewise discover a honey bee keeping ranch, where ruler honey bees, nectar and beeswax are delivered.

The Bugambilias camp is the biggest one, where in excess of 350 pioneers are occupied with horticultural exercises and produce of parcel dividers. There are regions of development by water system of vegetables, for example, onion, pumpkins, tomato, cucumber and Serrano pepper. This territory is additionally used to raise steers, sheep and pigs.

There is likewise a discipline region on these islands: the Papelillo camp, where wrongdoers complete street support work.

Tal vez esté pensando en cómo se controla la seguridad en un dominio, por lo que no es lo mismo que las instalaciones de detención habituales. De hecho, la participación se realiza tres veces al día en cada uno de los campamentos y regiones de alojamiento.

La seguridad fronteriza se mantiene en las islas para evitar que las embarcaciones no aprobadas se acerquen. La Marina es responsable de controlar esto. Por fin, la naturaleza ayuda también: las aguas están plagadas de tiburones.

La película «Las Islas Marías» fue rodada en 1951 en ese lugar. Con la participación de Pedro Infante y Rocío Sagaón, y coordinado por Emilio «El Indio» Fernández, la cinta refleja la dura forma de vida en la Colonia. No fue tan fructífera como las películas más famosas de Pedro. Sea como fuere, la película permanece como un alista registrado de los estados de las islas en esos años.

Las islas son críticas desde la perspectiva natural. En 2000, se anunciaron Áreas Naturales Protegidas y una Reserva de la Biosfera. En este lugar, se aseguran 54 especies en peligro para la fauna, 19 de ellas son endémicas de México. La vegetación también protege especies imperativas. La fauna marina se compone de corales, arrecifes, tiburones, tortugas y animales de sangre caliente.

Como debería ser obvio, Islas Marías es una zona poco conocida de México, sin embargo, tiene un significado social y biológico. Desde una perspectiva, la cárcel es un modelo para la recuperación social genuina de los prisioneros, y ahora, como Reserva de la Biosfera, estarán asegurados para mantener la amplia variedad de especies que han hecho de este archipiélago, su hogar para Un largo tiempo.

Prisión

La Colonia Penal Federal Islas Marías es una fundación penitenciaria del Gobierno Federal de México, regulada a través de la Secretaría Federal de Seguridad Pública. Está situado en Isla María Madre, la isla más septentrional y más grande del archipiélago de las Islas Marías.

Trabajó en 1905, bajo la legislatura de Porfirio Díaz, la cárcel de las Islas Marías fue «el orgullo de la administración» convirtiéndose en el modelo de la cárcel más actual de ahora es el momento adecuado, «prueba de escape», que funcionó como otro Opción para albergar a los delincuentes, que debido a su perfil y fundación, no podrían ser retenidos en la cárcel de Lecumberri.

Hasta 1950, este estado de la cárcel se conocía como un enfoque de detención temido, debido a la barbarie, la dolencia y el trabajo limitado. Se ha determinado que el número total de detenidos que se alojarán allí es más de 29,000.

En medio de la legislatura de Ernesto Zedillo, la administración optó por modernizar el marco carcelario e Islas Marías fue desactivado. Sin embargo, el 27 de noviembre de 2003 se proclamó una salvaguarda de la biosfera con el marco carcelario aún existente.

La circunstancia de la cárcel en México resultó crítica al punto que la legislatura declaró en 2004 que estaban reactivando la cárcel de Islas Marías para intercambiar a 2.500 detenidos de las penitenciarías de todo el país.

Dejar Comentario