≡ Menu




Socotra: historia, capital, clima, lugares turísticos, fauna, flora y más

Con tan sólo 100 km de largo y 50 km de ancho, Socotra o Socotora, es dueña de un inmenso ecosistema único en el mundo, con 700 especies de flora y otras más de fauna. Está ubicada en el Océano Índico, frente al Cuerno de África y pertenece a Yemen, África. Está inscrita en la UNESCO como Patrimonio Natural de la Humanidad desde el año 2008.

Socotra-02

Ubicación de Socotra

Socotra es un archipiélago, territorio de Yemen, África. Ubicado al noroeste del Océano Índico, entre el Mar Arábigo y el Golfo de Adén. Se extiende por unos 250 km de largo y comprende un grupo de cuatro islas y dos islotes rocosos, frente al Cuerno de África, donde se dice que se originó la especie humana.

Forma junto con las islas Abd Al Kuri, Samhah y Darsah “Las Islas de San Gustav”, haciendo honor al famoso navegante Gustav Peter Galle Danielscon, poseedoras de una biodiversidad única en el mundo, rica y variada.

La actual República de Yemen surgió en 1990, luego de unirse la República Árabe de Yemen (Yemen del Norte) y la República Popular Democrática de Yemen (Yemen del Sur).

Luego de retirarse los británicos, quienes tenían el control del sur del país hasta 1967, se pudo concretar esta unión. Hubo algunos movimientos que quisieron abortar este proyecto, pero fueron derrotados en 1994, con una lamentable guerra civil. Para el año 2000 se definieron los límites definitivos de las fronteras de Yemen y Arabia Saudita.

Socotra-04

Isla extraterrestre o alienígena

Debido a lo lejos que se encuentra, se han tejido miles de historias y leyendas sobre su territorio y su gente, además por las especies de flora y fauna que posee, únicas en el mundo, se le conoce también como una “isla alienígena o extraterrestre”.

Otra manera de llamarlo es el “mundo perdido”, ya que no se conoce en el mundo, por lo menos, entre el común de los mortales, ya que los que viven allí, prácticamente no salen al mundo exterior y los pocos que han ido a visitarla, son instituciones y fundaciones con fines de investigación.

Gracias a éstos últimos se están haciendo esfuerzos para proteger su biodiversidad natural, así como su cultura. Se espera que sea algo provechoso y útil para la humanidad, ya que se pueden obtener novedades en el campo médico.

“Solidarios sin Fronteras”, es una ONG que accede al lugar y colabora en la creación de pozos de agua y construcción de casas, en beneficio de la población y de la supervivencia de esta isla, maravilla natural del mundo.

Socotra-03

Aeropuerto

En Socotra hay un solo aeropuerto comercial, el más remoto de Yemen y con vuelos diarios que conectan la isla con el aeropuerto continental de Riyan, cerca de Al Mukalla. Fue abierto en 1999. Está entre Hadiboh, por la costa norte y Qalansiyah, una de las mejores atracciones turísticas de la isla, al extremo oeste de la isla, a la que se puede llegar en dos horas por carretera, desde el aeropuerto.

Geografía y población

Este archipiélago es una isla montañosa, con una meseta de piedra caliza y estrechas planicies costeras. No se puede dejar de mencionar que sus playas son de aguas transparentes y templadas, con un tesoro bajo ellas, las especies marinas exóticas y exclusivas de Socotra. Es la joya de la biodiversidad de Arabia. Su punto más alto está en los montes Haghier, a unos 1.504 mt de altura.

Se divide en los distritos de Hadibu, que ocupa el centro y el oriente de Socotra, y el de Qulansiyah wa ‘Abd-al-Kūrī, en su zona occidental y las otras tres islas.

Su capital es la ciudad de Hadiboh. En Abd Al Kuri y Samhah habitan unas 100 personas y Darsah está deshabitada. En Socotra hay unas 40 mil personas, quienes viven de la pesca, agricultura y ganadería, mientras que en su capital, Hadiboh habitan unas 15 mil personas.

Esta isla es una desfragmentación del supercontinente Gondwana, el cual se separó en la era del Mioceno. Además, por su lejanía y colección extraña de plantas y animales, la comparan o llaman “planeta alienígena”.  Una de las plantas más extrañas es el árbol de sangre del dragón, con forma de paraguas, del cual extraen su savia, roja, que antiguamente era utilizada como medicina o tinte vegetal. (Ver artículo: Islas Mauricio)

Desafortunadamente la flora de Socotra está entre las 10 más propensas a desaparecer, tanto por las condiciones climatólogicas y por la guerra civil, en la que vive este país desde el año 2015. Increíble pero cierto, esta remota nación con tan pocos habitantes, también vive en guerra.

Está bloqueada la entrada, por aire o por mar, de cualquier persona o institución, incluyendo la ayuda humanitaria, lo que ha aislado y abandonado mucho más a esta nación. Esta isla se encuentra en riesgo de desaparecer, para perjuicio de toda la humanidad.

Hadiboh, su capital

Hadiboh, capital

La capital de Socotra es Hadiboh, también conocida como Tamrida. Está situada al norte de la isla de Socotra y es  la principal ciudad del archipiélago. Una ciudad costera con una población de 15 mil habitantes aproximadamente. Cuenta con aeropuerto y puerto, aunque por mar el acceso es limitado por las contínuas mareas altas y mal tiempo, entre los meses de junio y septiembre.

Habitantes

Esta tierra, “de incienso y de mirra, del milagroso áloe que curaba las heridas de guerra de griegos y romanos, Socotra era también lugar de brujos, de genios y de monstruos”. Así se refieren a esta maravillosa y misteriosa isla de África.

Hasta Marco Polo coincidió en decir, que allí habitaban los hechiceros más poderosos del mundo. Actualmente hay unos 44 mil habitantes, dedicados a la pesca, agricultura y la ganadería. Viven sin agua y sin luz, tampoco cuentan con carreteras pavimentadas, ¡es un mundo perdido dentro del mundo! Algo así…

Idioma

Su idioma es el “socotrí”, similar y relacionado con los idiomas de la península arábiga, el mahri y el jibali. Crían ganado y cabras, además de cultivar sus propios alimentos.

Clima

En Socotra el clima es desértico tropical, con muy pocas precipitaciones, sólo en invierno y en las zonas más altas. También lo clasifican como clima árido y semiárido tropical monzónico.

Por lo general, durante los meses de Junio a Septiembre, los vientos arrecian, así como sube el oleaje del mar y es imposible llegar vía marítima. Ahora, con el aeropuerto, construido en 1999, ha sido posible cambiar este panorama, se puede acceder a la isla durante todo el año.

Religión

Según leyendas de la isla, los habitantes fueron convertidos al cristianismo, en el año 52 d.C., por el apóstol Tomás. Esto se confirmó más adelante, en el siglo X, cuando el geógrafo árabe Abu Zaid Hassan, lo comentó en sus escritos, en los que señalaba que la mayoría de los habitantes eran cristianos nestorianos.

En el siglo XVI ya el cristianismo había desaparecido, el cual fue sustituido por el Islam. Sin embargo, el jesuita San Francisco Javier, al visitar las islas, encontró unas personas que aseguraban ser los descendientes del apóstol Santo Tomás, pertenecientes a los “cristianos de Santo Tomás”, llamados así por los cristianos nestorianos. (Ver artículo: Islas Filipinas)

Patrimonio de la Humanidad de la Unesco

El archipiélago es una ecorregión, definida como matorral xerófilo de Socotra y parte de la ecozona afrotropical. Es un excelente y vivo ejemplo de la diversidad biológica o biodiversidad. Su flora endémica, vulnerable al cambio climático y a la acción del hombre y algunos animales, como la cabra, introducida artificialmente a la isla. (Ver artículo: Islas Marquesas)

Son aproximadamente 300 plantas endémicas, de las 800 que hay en el territorio, datos que la posicionan entre las 10 floras isleñas más susceptibles de desaparecer en el mundo.

Al pie de las montañas, en los acantilados, se ven las formaciones vegetales más sorprendentes de Socotra, dominadas principalmente por el árbol de pepino y las rosas del desierto.  Hacia arriba, en las cimas de las montañas, domina el árbol de la sangre del dragón, emblemático de Socotra, mostrando su copa en forma idéntica a un paraguas.

MISCELÁNEAS

Cuando el escritor y cineasta barcelonés Jordi Esteva se enteró de la existencia de la isla de Socotra, no dudó un instante en producir una película y escribir sobre ella. Los mercaderes y navegantes árabes de Zanzíbar, Mombasa y Lamú, fueron tan explícitos y descriptivos en sus relatos que no aguantó las ganas de ir a conocerla.

Tenía que cerciorarse de que todas las maravillas que hablaban eran ciertas. No fue una vez, fue varias veces a Socotra y produjo la película, además de haber escrito, no uno, sino dos libros de las bellezas de la isla.

En ellas reúne una colección extraordinaria y muy valiosa de fotografías en blanco y negro, que reflejan ese mundo místico y apasionante de Socotra.

Además, por su contacto directo con los habitantes, pastores, magos y camelleros, tuvo esa conexión personal y pudo plasmarla en sus escritos. Cuando se sentaban junto al fuego, les contaban las historias, las leyendas, sus inquietudes, sus miedos, todo fue englobado para mostrar al mundo.

Socotra está amenazada, lamentablemente, por peligros muy reales, no por los brujos, monstruos y todos esos mitos que le contaban sus pobladores. Es mucho peor, la mala conducta del hombre, la presión turística y la inestabilidad política de la región, son verdaderos enemigos de esta región casi virginal.

Su situación geográfica y riquezas naturales, ha llamado la atención de las grandes potencias mundiales, hasta un país tan lejano como los Estados Unidos, habría puesto sus ojos en esta magnífica isla africana. Según dicen, nada oficial, quieren trasladar a esta isla a los presos yemeníes, que están en Guantánamo. (ver artículo: Cuba)

Sitios Turísticos de Socotra

El archipiélago de Socotra es una joya del Océano Índico en Yemen. En la isla de Socotra se puede disfrutar de playas con aguas cristalinas, casi vírgenes, apreciar la maravillosa flora y fauna, también únicas del mundo, cuevas volcánicas y pare de contar.

Es un sitio que actualmente no es muy seguro, pero bien vale la pena conocer y descubrir, lo llaman el “mundo perdido” o “isla extraterrestre”.

Existen pocos lugares en el mundo como la Isla de Socotra, ubicada en el archipiélago más asombroso que existe en el mundo, Patrimonio de la Humanidad desde el año 2008. Antes del año 1999 sólo se podía llegar a la isla de Socorra en pequeños aviones turbohélice, así que el presidente que gobernaba para ese momento, Ali Abudullah Saleh, autorizó la construcción de una pista de aterrizaje  dentro de la isla.

Esto permitió impulsar de gran manera la entrada de personas, tanto para fines comerciales, como para conocer y disfrutar de este mágico territorio de África.

No es para menos, en Socotra, el turista podrá ver de cerca más de 250 especies de corales, peces y cangrejos por doquier, sólo con una careta y una aleta de buceo. Las aguas son verdaderos cómplices que permiten ver estos tesoros de la isla. Sus playas, tropicales, de arenas blancas y finas, sin dejar de mencionar, nuevamente, lo espectacular de sus aguas cristalinas, no tienen nada que envidiar a cualquier otra playa del mundo.

Qalansiyah Beach

Aguas cristalinas, arenas blancas y sobre todo mucha privacidad y paz.

Dihamri Marine

Área protegida, con un gran acantilado en la costa, queda cerca de Hadibo, la capital de Socotra.

Es ideal para bucear, las aguas son transparentes y permite ver peces de variados tamaños, colores y formas, así como unos 80 tipos de corales, preciosos por demás.

El centro de buceo se encuentra en el pueblo y hay un par de casas donde alquilan aletas y máscaras. La vida marina es muy rica y variada, con mantas, meros, tiburones, langostas, cangrejos y muchos peces de diversos tamaños y especies. Hay servicios de restaurante y sitios que proporcionan sombra.

Wadi Dirhur Canyon

Es un cañón, con una piscina natural increíble, con palmeras alrededor que le dan un ambiente realmente paradisíaco y exótico. Además están los muy famosos árboles de sangre, emblemas de la isla.

El río que fluye por el Wadi crea unos lagos de cascada impresionantes, piscinas con cangrejos y aguas cristalinas, rocas blancas alrededor, que parecen elefantes gigantes bebiendo agua en ellas. Las montañas están cubiertas de las muy admiradas y preciadas rosas desérticas y otras propias de la isla.

Shoab Beach

De impresionante belleza, esta playa pudiera ser catalogada entre las 10 mejores playas del mundo. Sus arenas asemejan a un polvo blanco, finísimas y sus aguas azules y cristalinas parecen un mundo mágico, salido de un sueño. El agua es ideal para nadar y bucear, con peces de hermosos colores y corales de ensueño.

En el paseo de ida para esta playa se pueden ver delfines saltando fuera del agua y hasta se puede nadar con ellos, ¡es un lujo! Hay algunas cabañas y dos casas de piedra, en la que viven una pareja de pescadores, de resto, el lugar está completamente vacío. Sólo se accede en barco, por lo que no ha sido estropeada por la acción del hombre. No hay luz ni sitios para abastecer de alimentos. Hay que llevar todo o negociar con los pescadores.

Diksam Plateau

Diksam Plateau es una extensa zona ubicada en el centro de Socotra, cubierta de cañones con árboles de sangre de dragón y llanuras de piedra caliza. Es simplemente espectacular. Sólo con ver árboles de más de 3000 años de antigüedad, regados por toda la meseta, es realmente un regalo de la naturaleza.

Además darse un baño en la piscina natural, que se forma al pie del cañón, no tiene precio. No hay indicios de contaminación, todo es perfecto, el clima y cielo fantástico, se ven todas las constelaciones posibles, por la claridad y limpieza del mismo.

Aomak Beach

A diferencia de las playas de Qalansia, Detwah, Shouab, Delisha y Archer, esta playa de Aomak está situada en la costa del Océano Índico,  hacia la costa sur de Socotra. El paisaje es muy diferente a la zona norte o noreste de la isla.

El desierto discurre paralelo a la costa del mar, con un oasis de palmeras, realmente de película. Aquí también hay un sitio con servicios de electricidad, ducha y aseo, incluso se puede cocinar, con la anuencia de los encargados. Aun así, no hay muchos turistas que visiten estas playas.

Con blancas dunas de fina arena, la Playa de Aomak es la más larga de Socotra. Da la cara hacia el Océano Índico. Excelente caminar en ella, ya que su arena se siente como polvo, suave y muy fino, un verdadero placer.

No hay muchas instalaciones, en realidad son muy pocas. Se puede tener, en momentos, la playa para uno solo, realmente fantástico. A veces las olas se vuelven fuertes, para romper el silencio que reina en esta mágica playa.

Fauna y Flora de Socotra

Socotra fue declarado como Patrimonio Natural de la Humanidad por la UNESCO. El territorio de Socotra alberga unas 835 especies de plantas, de las cuales, unas 307 no se encuentran en ninguna otra parte del mundo. Igual pasa con los reptiles que habitan allí, el 90% de ellos, así como el 95% de los caracoles terrestres, son únicos del archipiélago.

Socotra es un desierto tropical y mantiene una temperatura media de 25°C, con muy poca lluvia. Los árboles y las plantas han estado obligados a adaptarse a ese clima hostil, por más de 20 millones de años, según los biólogos expertos en la materia.

Fauna

Y no sólo plantas, en Socotra también habitan miles de aves, muchas endémicas, como el estornino, pájaro sol, gorrión, verderón y el pájaro de alas doradas. Lamentablemente, muchos de ellos están en grave peligro de extinción.

Las aves terrestres y marinas son de importancia mundial, tiene 192 especies de aves, de las cuales 44 se reproducen en las mismas islas y 85 son migrantes.

Por lo menos 250 especies de corales en los arrecifes, 730 peces costeros y 300 de cangrejos, langostas y gambas (camarones) conviven en la isla de Socotra. Un número considerable que sólo puede ser comparado con los de las Islas Galápagos, Hawái y Nueva Caledonia.

Esto es posible debido al intenso calor y falta de agua, por la poca frecuencia de lluvias en la isla, que ha generado esta flora endémica, muy vulnerable a los cambios.

Entre otros animales, sólo el murciélago es mamífero, los demás son reptiles, endémicos de Socotra, donde se pueden nombrar las lagartijas, los lagartos sin patas y una especie de camaleón. La cabra, ha sido introducida artificialmente a la fauna de Socotra, con fines de ganadería y por su valor comercial, pero se han convertido en depredadoras de la vegetación, ya que pastan por todo el territorio.

Rosas del desierto

Árboles emblemas de Socotra

En esta isla hay especies únicas como: el Árbol Sangre de Dragón (dracaena cinnabari), árbol con una densa copa, en forma de paraguas, muy llamativo y bonito; las rosas del desierto yemení, que presentan un tronco bulboso peculiar, en las montañas de Haghir y el “árbol pepino” sobre las colinas y acantilados.

Sunbird

El Suimanga (Sunbird) o Ave de Socotra, es otra de las especies endémicas de la isla. Se adapta a ese entorno, ya que su hábitat son los matorrales tropicales y de gran altitud.

¿Faltan reptiles por descubrir?

Sí, según estudios recientes, más del 50% de los reptiles de Socotra, en Yemen, están aún por descubrir. El Instituto de Biología Evolutiva de Barcelona (CSIC-UPF), desde el año 2010, ha recolectado varias muestras de reptiles, de todas las especies en distintas localidades de la isla, para su estudio e investigaciones futuras.

En ellas han secuenciado pequeñas regiones del Gen COI y las han comparado. Es un gen presente en todos los animales, el cual genera las funciones vitales esenciales, pero distinto en cada uno de ellos y de una evolución muy rápida. Eso quiere decir, que cuando dejan de reproducirse dos o más poblaciones de animales, este gen evoluciona en forma veloz y además en forma diferente.

Esa es la razón por la que podrían haber hoy y más adelante, muchas más especies que descubrir. Muchas especies de estos reptiles son morfológicamente similares, pero son genéticamente diferentes. A esto se le conoce como diversidad críptica.

Árbol Sangre de Dragón

Historia

Socotra o Socotora se separó, probablemente, de África en el período del Plioceno medio, hace millones de años. Pudo haber ocurrido como una falla o fractura de las placas, que también hayan abierto al Golfo de Adén hacia el noroeste.

Según escritos, Alejandro Magno fue quien conquistó esta isla remota del Océano Índico, en la que consiguió gran cantidad de aloes, que le eran muy útiles para curar las heridas y enfermedades de sus soldados, durante sus campañas.

Otras versiones

Ahora, según otras versiones, indican que los ptolomeos, (siglos IV a I a.C.), época helenística, fueron los que exploraron las costas del mar Rojo. Las cartografiaron y fundaron factorías comerciales en ellas, especialmente hacia los litorales africanos, hoy día Eritrea y Somalia. Cosa que no hicieron en las costas árabes, por estar muy desiertas.

Empezaron a comerciar perfumes, perlas y productos exóticos, cotizados y apreciados por la alta sociedad de aquellos pueblos.

En su ruta hacia India, un navío alejandrino, por los tiempos de Tolomeo XI (año 80 a.C.), desembarcó en Socotra, siendo entonces colonizada por mercaderes y negociantes, convertida en principal escala en la ruta hacia la India.

A comienzos del siglo XVI el explorador portugués Tristán de Acuña, desembarcó en las islas de Socotra,  atribuyéndose también el haberlas conquistado.

Las islas, en 1511, estuvieron bajo el dominio de los sultanes Mahra, para después ser parte del protectorado británico en 1886, desde donde controlaban además al Golfo de Adén, por su posición estratégica. Al independizarse Yemen del Sur, en 1967, las islas de Socotra pasaron a formar parte de su soberanía.

Conflicto Saudita-Qatarí

Desde el año 2014, salieron a relucir profundas diferencias entre Qatar y Arabia Saudita, cuando amenazaron con retirar los embajadores y cortar las relaciones. Esto repercute notablemente en la guerra de los dos partes de Libia, entre rivales del este y el oeste de Libia, así como Yemen.

En éste último, se siente especialmente al sur, donde los Emiratos Árabes Unidos (EAU), quieren controlar el proyecto del estrecho de Bab-el-Mandeb y la isla de Socorra. Al parecer la crisis no sólo afecta a Qatar y Turquía, sino que podría sacudir la alianza de Arabia.

Qatar, por su parte, quiere contener esta crisis originada con la alianza saudita, pero la escalada de Raid en su firme intención de cercar a Qatar, puede generar una situación de guerra. Es posible que Arabia Saudita no cuente con el Consejo de Cooperación del Golfo, para liderar una coalición con Egipto y otros países.

Luego de que los Emiratos Árabes Unidos intervinieron las islas, bajo el liderazgo de Arabia Saudita en Yemen, fueron acusados de saquear y devastar la flora y fauna de la Socotra.

Ocupación de los EAU

En abril de 2018, tomaron las instalaciones claves de la isla, como el aeropuerto e izaron su bandera de los EAU, junto a la de Yemen. Los funcionarios yemeníes han asegurado que, «los vuelos de carga emiratíes han descargado tanques, transportes blindados y equipo pesado en Socotra«.

Recién en Mayo de 2018, también llegaron tropas sauditas a la isla. Se llegó a un acuerdo entre los EAU y Yemen, referido al entrenamiento militar conjunto  y el rescate del control administrativo del puerto y aeropuerto, por parte de Socotra, Yemen.

Dejar Comentario